Advertencias de emprender

Todos quieren trabajar por su propia cuenta. Al menos, lo han pensado.

Ya que desde el otro lado se ve fácil. Pero, si realmente lo fuera, ya todos tendrían su propio negocio.

La realidad es que emprender tiene sus lados tanto buenos como malos.

En primera instancia, tienes que saber (y hacer) de todo a la vez. Desde buscar nuevos clientes y manejar las redes sociales, hasta aprender analíticas web, automatizar procesos y organizar las cuentas cada mes.

De hecho, lo menos que haces es el trabajo que te gusta (por ejemplo, diseñar páginas web).

Lo que harás casi todo el tiempo es vender. Deberás aprender las bases de la mercadotecnia y estar pendiente de conseguir clientes, lectores, alumnos.

Necesitas una audiencia. Que esté interesada en lo que le enseñas y, principalmente, que tenga el poder adquisitivo para comprar lo que te gustaría vender con el fin de aportarle valor.

Por eso, yo siempre digo: si lo tuyo no es dar la cara y vender, quizá emprender no sea para ti.

Hay personas que están felices trabajando para otro; hacen su trabajo con horarios establecidos y reciben su dinero cada mes.

Por eso mismo, si quieres ser independiente, debes saber cómo usar tu tiempo. Algo que nunca nos enseñaron en la escuela. Ya que siempre fuimos educados para escuchar y repetir lo que hacen los demás.

Nadie nos prepara para manejar la vida a nuestra manera. Por eso, emprender no es fácil.

Pero, si eres alguien que puede vivir sin saber exactamente cuándo le llegará el dinero ni qué días estará trabajando, entonces estás en el camino correcto. Emprender es completamente una vida de incertidumbre, así como la imagen dice:

Ser independiente es, más que nunca, manejar tu trabajo a la par con las otras áreas de tu vida –incluyendo tu estado emocional—. Aunque haya ocasiones en que sientas que no eres apto, solo con ser constante podrás llegar lejos.

Verás que el día en que llegues a hacer las cosas a tu manera, sin esperar la aceptación de otros, y no te importe estar siempre vendiendo, habrá valido la pena todo el trabajo.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos