Guía para usar MacOS en la nube con las mejores apps

A continuación voy a mostrarte cómo configurar una nueva computadora Mac con las mejores aplicaciones de respaldo, productividad y diseño para tu trabajo digital.

El otro día cuando publiqué una reseña sobre la Macbook Pro con Touch Bar, mencioné que siempre me actualizo a la más reciente versión de laptop Apple ya que lo veo como inversión para mi trabajo.

A comparación de lo que hice con mis recientes adquisiciones, con esta computadora quise probar algo diferente: en vez de pasar los archivos desde un backup del ordenador antiguo, decidí comenzar macOS desde cero.

Al hacer esto, registré todo mi proceso teniendo en mente las siguientes dos preguntas:

  • ¿Es beneficioso mantener todos los datos en la nube?
  • ¿Cuáles son las aplicaciones que realmente necesito?

Aún recuerdo cuando grabábamos los archivos en CD como respaldo… Después empezamos a usar esos discos duros que parecían ladrillos y finalmente los cambiamos por unos pequeños USB.

Te puedo justificar si eres alguien que graba videos o guarda mucho material audiovisual, pero en la mayoría de los casos, ya no necesitamos tener tanto respaldo físico.

Es decir, si hoy en día podemos guardar todo en la nube en realidad ya no dependemos de periféricos físicos. Por eso apoyo y confío completamente en la filosofía actual de Apple: “el futuro es inalámbrico”.

Igualmente, como minimalista, empezar desde cero me sirvió tanto
para identificar todos esas aplicaciones que instalé y nunca usé, como también para descubrir cuáles son las que realmente uso, al tener que descargar sólo lo más necesario.

Así que te invito a que me acompañes a ver cómo es que configuré esta computadora mientras descubres lo mejor para el trabajo digital en macOS.

Primer paso: preferencias de sistema

Una vez que retiré la Macbook Pro de su caja —y que la presumí en Instagram Stories—, la encendí y me dispuse a configurarla rápidamente.

Con el fin de realizar una transición fácil, Apple pide los datos de mi cuenta iCloud para registrar esta computadora entre mis dispositivos actuales y asimismo sincronizar varios ajustes del sistema.

Desde este paso en realidad ya tenía casi listas las configuraciones necesarias para usar la Mac. Sólo tuve que hacer algunos pequeños cambios:

  • Al no tener instaladas las aplicaciones, las preferencias de notificaciones no se sincronizan y como yo evito tener notificaciones en la computadora , tuve que eliminar o reducir individualmente cada una.
  • Cambié una pequeña configuración del Dock: me gusta ocultarlo y verlo únicamente cuando acerco el mouse.

Segundo paso: respaldo de datos

Una vez que accedí al escritorio de la nueva Mac, me hallé con el momento de hacer el respaldo de mis datos:

  • Respaldo de contraseñas

La primera app que instalé fue 1Password: ¡ya no puedo vivir sin esta aplicación! Es aquí donde guardo TODAS mis contraseñas, inclusive los datos de mis tarjetas de crédito.

Sí, puede resultar escalofriante confiar todos tus datos confidenciales a una empresa ajena, pero personalmente le tengo mucha confianza a AgileBits, ya que tiene como única misión el encriptar tus datos de la mejor y más segura forma posible.

Una vez que había instalado la aplicación e ingresado mis datos de iCloud, ya tuve todas mis contraseñas sincronizadas. ¡Así de fácil!

A partir de ahí empecé a probar las funciones del Touch Bar y descubrir qué tan genial es la forma de manejar contraseñas con esta nueva herramienta.

  • Respaldo de archivos

La siguiente aplicación que descargué fue Dropbox, ya que todos estos datos se encuentran en esta cuenta.

Una vez conectado a mi cuenta digital, Dropbox se tomó algunas horas para descargar todo (ya que tengo más de 31 gb en la nube).

Por cierto, también tengo algunos archivos en Google Drive (aunque estoy migrando a otras apps, como Airtable), pero como estos son documentos que uso en línea, en realidad no hay necesidad de pasarlos a la computadora.

  • Respaldo de fotografía y videos

Debido a que generalmente estoy haciendo fotografía con mi iPhone, tengo sincronizadas mis fotos a través de iCloud; ya sólo necesitaba abrir la aplicación de Fotos y sincronizar los archivos de la nube con mi computadora.

¡Este proceso también se tomó un tiempo porque son un montón de gigas los que acumulo de varios años tomando fotos!

  • Respaldo de tipografías

Como diseñador es importante que pueda trasladar las fuentes a cualquier dispositivo que uso para mi trabajo. Lamentablemente macOS no tiene un sistema que se encargue de sincronizar estas tipografías, por fortuna tenemos la aplicación RightFont que permite transferirlas desde la nube.

También tuve que descargar Creative Cloud para sincronizar las fuentes de Adobe Typekit con esta aplicación con el fin de usarlas en mi computadora.

Tercer paso: utilidades básicas

Ya que estaban los datos de vuelta, era tiempo de instalar todas esas pequeñas utilidades que mejoran el uso de este sistema operativo.

En primera instalé BetterTouchTool, para configurar el nuevo Touch Bar con mis propias funciones.

Me parece esencial si lo que quiero es configurar el Magic Mouse con las mismas funciones que uso en el Touchpad. También me conecta con otras aplicaciones y me permite crear shortcuts a través de cualquier dispositivo touch.

En segunda instalé Alfred 3, un buscador como Spotlight pero con muchísimas más funciones que lo hacen imprescindible para la productividad.

Con esta aplicación puedo tanto encontrar documentos, como hacer cálculo del cambio de divisas, traducir palabras, controlar iTunes, configurar comandos del sistema y muchas otras acciones más. Por cierto, también funciona para completar palabras y guardar snippets, algo que anteriormente hacía con Text Expander. Así que me he ahorrado una aplicación y lo he concentrado todo en Alfred.

Luego instalé Bartender 2, una aplicación que permite ocultar la mayoría de los iconos de la barra de menú, inclusive las aplicaciones del sistema.

Ya que no me agrada nada que esta barra se llene tan fácilmente de iconos, como minimalista y buen organizador que —me gusta pensar que— soy de mi computadora, esta utilidad me resulta más atractiva conforme descargo más y más aplicaciones.

Después instalé CloudApp, una aplicación imprescindible para mi trabajo, ya que permite compartir fotos, gif o videos guardados en la nube a través de un link.

Por ejemplo, cada vez que quiero mostrar un avance de algún sitio web que tenga una animación, al grabar un video puedo rápidamente enviar un link personalizado para que el cliente pueda revisarlo. También funciona para todos esos lindos gifs personalizados que subo al Twitter —otra de esas actividades de vital importancia.

Una vez más escuchando mi instinto minimalista, también instalé Unclutter, la cual me permite tanto organizar los documentos que más uso en una barra superior oculta (para no abarrotar el escritorio), como poner notas y guardar el clipboard (aunque esto ya lo hago en Alfred).

Me sirve mucho cuando estoy trabajando con los clientes, ya que ahí pongo todas las carpetas que estoy usando en ese momento y agrego alguna que otra nota que necesite al instante.

También descargué algunas aplicaciones que trabajan en el fondo:

  • Rescuetime, que diariamente registra cómo uso la computadora y me manda análisis semanales para mejorar mi productividad.
  • Wallcat, que a diario cambia la imagen del escritorio.
  • Flux, que ajusta el color de la pantalla a tintes naranjas cuando llega a oscurecer y así evita la molestia en los ojos (pero quizá la elimine pronto ahora que Apple lanzó Night Shift en macOS).
  • Aerial, un protector de pantalla que descarga los videos aéreos del Apple TV.

Cuarto paso: aplicaciones básicas

Ya que estaban funcionando las utilidades en el fondo, llegó el tiempo de instalar mis aplicaciones imprescindibles.

  • Comunicación

La primera descarga fue Franz, una aplicación sencilla que me permite conectar todos mis medios de conversación: Twitter, WhatsApp, Messenger y todos los canales de Slack.

Para mí es importante porque me centraliza las conversaciones en un solo lugar. Y ya que no tengo notificaciones activadas, sólo reviso qué hay de nuevo cuando paso la pantalla al programa.

También descargué Skype, el cual sólo abro para tener pláticas con clientes o para las charlas con mi mastermind. Sin embargo, con todas las herramientas actuales de videollamadas, cada vez la uso menos…

  • Correo electrónico

Luego descargué mi aplicación favorita para el correo: Airmail. Puedo decir que he probado (hasta pagado) muchas aplicaciones de este tipo, pero a la fecha es esta la que más me ha funcionado.

Con Airmail puedo manejar varias cuentas de correo (aunque yo centralicé todo en uno), configurar las reglas de Gmail (imprescindible para organizarme). Además la app está enfocada para tener un inbox zero (posponer, archivar, etc).

  • Escritura

Después necesitaba bajar la aplicación Bear, la cual me permite crear este artículo que estás leyendo así como también todo el contenido de este blog.

Anteriormente usaba Ulysses, pero lo que me gusta de Bear es que –aunque suene raro– tiene suscripción mensual. Esto significa que lo van a actualizar constantemente. Sus principales características son que está desarrollado para la escritura markdown, la organización a través de hashtag y que tiene una interfaz demasiadamente bonita.

  • To-do

Cada quien cumple sus actividades a su manera; para mí, por ejemplo, siempre ha sido imprescindible manejar una aplicación to-do. Cabe decir que a lo largo de diez años he probado muchas y últimamente he elegido Asana gracias a su diseño y funciones para el trabajo en equipo. Y aunque es una aplicación web, gracias a FluidApp he obligado a Asana a funcionar como si fuera una aplicación de escritorio.

Sin embargo, hoy por hoy siento que no estoy explotándola a su máximo, así que ya le estoy echando ojitos a otras aplicaciones como Things 3 o Todoist. El tiempo dirá.

A la par de esta aplicación, como me gusta trabajar bajo intervalos de tiempos al estilo pomodoro, he descargado Focus:  un pequeño sistema que bloquea cualquier distracción por tiempos de 5, 15, 25minutos o inclusive, por tiempo indefinido.

  • Manejo de proyectos

Por último descargué Notion (anteriormente usaba Trello), el cual utilizo para organizar todo mi trabajo: el blog, el trabajo con clientes e inclusive para mis cosas personales. Afortunadamente tiene una aplicación de escritorio nativa.

Quinto paso: aplicaciones de diseño

Ya que tenía todo configurado y había instalado las mejores aplicaciones, sólo quedaba descargar mis apps para el diseño web:

  • Sketch 3: la mejor aplicación para hacer bocetos de diseños web (inclusive la uso para hacer PDF).
  • Sip: una pequeña utilidad para manejar paletas de colores en código HEX o RGB/CMYK.
  • Coda 2: mi editor favorito tanto de código como de transferencia de archivos.
  • SnippetsLab: mi clipboard preferido para organizar códigos web.
  • Local by Flywheel: el mejor instalador de sitios WordPress de forma local.
  • Affinity Designer: la mejor aplicación en macOS para hacer diseños gráficos como logotipos.
  • Affinity Photo: la mejor aplicación para editar fotografía.
  • Adobe InDesigner: para hacer plantillas de PDF (la reemplazaré cuando salga Affinity Publisher).

Sexto paso: ¡a disfrutar la Mac!

Como ves, este puede ser el proceso completo para instalar la Macbook Pro desde cero. No hay necesidad de hacer respaldo ni usar Time Machine.

Gracias a que todos los documentos los tengo en Dropbox y que la mayoría de las aplicaciones usan iCloud para la sincronización de datos, iniciar esta computadora fue de lo más fácil.

Ahora sí que creo plenamente en la visión de Apple. Sólo falta que incluyan la carga inalámbrica para que al fin nos hagamos independientes de cables y periféricos externos.

Como dije al principio, el decidir qué instalar también me ayudó a entender cuáles son las aplicaciones imprescindibles. Para recapitular aquí va la lista completa:

Respaldo

Utilidades

Apps básicas

Diseño

Ahora que ya tengo todo respaldado e instalado, lo único que me queda es seguir disfrutando de esta increíble computadora y del genial macOS que le da vida.

Por último, si quieres saber más sobre todo mi setup digital, Javier de Enfoque Nómada me acaba de hacer una entrevista completa sobre todas las herramientas que uso, ¡revisa la genial plática en video haciendo clic aquí!

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos