Cobrar 3000 dólares como freelance

Debido a que mucha gente me pregunta cómo es que he podido cobrar más de 3,000 dólares por proyecto de diseño web, hoy te compartiré mis métodos.

En primera, hay que tener en claro que existen dos tipos de freelancers:

  • Freelance empleado: quién cobra por hora, compite por el precio más bajo y es fácil de ser reemplazado
  • Freelance profesional: quién cobra por su valor, comprende cómo resolver los problemas a sus clientes y difícil de reemplazar por sus métodos únicos

Quizá estás leyendo esto y te encuentras dentro de la primera categoría, ya que muchos comienzan de esta manera. Lo que sucede, es que hoy en día ya hay miles de freelancers ofreciendo su trabajo, entonces, ¿cómo puedes diferenciarte y ser visto como profesional?

Para obtener clientes de calidad, quieras o no, tienes que saber de marketing. Será difícil cobrar lo justo sin el conocimiento para dar a conocer el valor real de tus servicios.

Tienes que sobresalir entre tantos freelancers al grado de que el cliente entienda que tú eres la persona única y más adecuada para el trabajo que ellos están buscando .

Para esto, debes responder preguntas tales como:

  • ¿Le hablas a un nicho especifico?
  • ¿Muestras los problemas que estás resolviendo?
  • ¿Tienes testimonios que respalden tu expertise?

Todo esto lo debes tener bien claro en tu carta de presentación, en tu web o cuándo hablas con el potencial cliente.

Otro punto que hace la diferencia: en vez de la típica carrera hacia el fondo en las plataformas como Upwork que te hacen cobrar por hora, debes cobrar por proyecto.

Recuerda que tu trabajo es sinonimo del valor que estás aportando, en vez del tiempo que te tome hacer el trabajo.

Te voy a dar un caso real para que entiendas este concepto: imagina que buscan un freelance para diseñar una página web y la cotización es de 500 dólares.

Dependiendo del tipo de freelance que eres:

  • Como "freelance empleado", un cliente díficilmente va a pagar 500 dólares por la hora. Es más, va a buscar un precio más bajo y una forma rápida de que termines el proyecto.
  • Como "freelance pro", un cliente estaría dispuesto a pagar 500 dólares si le estás resolviendo un problema y se olvida de cuántas horas te tomaría finalizar el proyecto.

Lo que digo es que el trabajo por hora se desprecia mucho ya que sólo se está pensando en el tiempo que te va a tomar acabar el proyecto.

En cambio, cuando estimas el costo por proyecto, se está pensando más en la solución que está aportando tu trabajo. El tiempo que tomé ya es completamente personal.

Pero te seguirás preguntando, ¿cómo sé cuando puedo cobrar 3000 dólares?

Lamentablemente no hay una forma exacta de saber. Ni Google, un foro de freelancers, el mercado actual o el destino te lo dirá.

En realidad es una mezcla entre lo que tú cobras, lo que tus clientes pueden pagar y cómo lo justificas.

En mi caso, en los primeros años, comencé con precios bajos de 500 dólares pero le fui subiendo conforme la demanda a mis servicios crecía.

Luego empecé a justificar el alza de precios cuando me contrataban personas de renombre, y principalmente, porque estoy ayudando a que los clientes vendan más.

Para que los clientes me paguen más de 3000 dólares, lo justifican cuando saben que es pequeño gasto a comparación de lo que pueden recuperar con los nuevos suscriptores y ventas que tendrán gracias a su nueva página web.

Aunque no hay un precio exacto para tus servicios, puedes aumentar la credibilidad de tus cotizaciones a través de estos puntos:

  • En vez de gasto, es una inversión: posiciona tu trabajo como realmente necesario y útil
  • Escasez crea demanda: demuestra que tu tiempo limitado es un factor importante
  • Anticipación ayuda a crear valor: esperar por algo, crea sensación de felicidad cuando lo obtienes
  • Lujo significa buena presentación: imagina tu trabajo como un hotel de cinco estrellas

Como dije al principio, todo es cuestión de marketing. Tienes que saber bien la manera de vender tus servicios de freelancer, al punto de ser visto como un profesional en vez de un típico empleado.

Aparte de que lo te he mencionado, existen aún más técnicas que debes aplicar para cobrar. Por eso es que he creado el curso Freelance PRO donde te explico como:

  • Definir tu nicho y hazlo claro
  • Posicionarte como líder
  • Cobrar lo justo y subir conforme a la demanda
  • Ten proceso claro de tu trabajo
  • Y mucho más…

Si sigues todo lo que te enseño, créeme que podrás cobrar más de 3000 dólares por proyecto. Fácilmente lo que gastes por comprar mi curso será recompensado en tu siguiente contrato.

Haz clic aquí si quieres saber más.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos