Cómo planear un negocio rápidamente

Lo has oído. Hay una epidemia allá afuera de personas que sólo dicen pero nunca hacen.

Estos queremprendedores van por el mundo dando muchas justificaciones para evitar la única cosa que realmente importa: tomar acción y comenzar cualquier negocio.

Para empezar a eliminar un poco este problema, me gustaría enseñarte una forma muy fácil de cómo planear un proyecto rápidamente, para que veas cómo también estoy aplicando este concepto en mi más reciente proyecto. En vez de pasar horas creando un plan de negocios, con unas sencillas preguntas podrás formar una rápida base sólida para empezar con el pie derecho.

Como advertencia, estas preguntas sirven para quién quiera crear un micro negocio, de 1 a 5 personas generalmente, basado en tu pasión o cosas que te gusten, sin necesidad de inversionistas ni complicadas cosas. Esta información sirve para cualquier persona, sin importar su edad ni otras justificaciones innecesarias.

5 simples preguntas para empezar un negocio

Copia las preguntas, toma un papel o escríbelas en tu pizarrón, porque estas sencillas preguntas te darán la idea general de tu siguiente proyecto y será el impulso para formalizar esa idea que has tenido en tu cabeza por mucho tiempo.

1. ¿Qué vas a crear?

Ningún proyecto empieza sin un producto o servicio. Es la materia prima del proyecto, así de sencillo.

Es tu turno de pensar qué es lo que vas a vender, qué vas a ofrecer, qué es lo que quieres innovar, qué servicio pretendes dar. Por ejemplo, si vas a ser un fotógrafo, entonces podrás ofrecer servicio de fotografía, o vender fotos u otra cosa se te ocurra. Si lo que haces es informar a los demás, entonces necesitas crear un producto (como un curso o ebook) que puedas ofrecer a tu audiencia. Todo depende del giro de tu proyecto.

Entre más temprano, mejor: recuerda es mejor hecho que perfecto, comienza con lo poco pero suficiente que tengas del proyecto. Lo que necesitas es comenzar, porque sólo así sabrás cómo responderá el mercado, qué mejoras deberás hacer o que cosas necesitarás cambiar.

2. ¿Para quién es?

Conocer a tu mercado ideal es un punto crucial que muchos se olvidan cuestionar. No es lo mismo hacer un producto o servicio y ver a quién le cae, que tener una idea de quién lo va recibir para hacerlo sentir cómo si fuera hecho justo para él. Este el momento perfecto para empezar crear tu pequeño ejército de personas, que puedan tener los mismos intereses que tú.

El que mucho abarca, poco aprieta: he visto en muchas ocasiones que las personas no tienen un claro panorama de quién está dirigido su proyecto. Pero por más que creas, tu proyecto no va ser aceptado por todos los hombres (o mujeres) del mundo – las opiniones son tan diversas, que nunca tendrás contentos a todos.

3. ¿Por qué tiene que hacerse?

Cualquier acción que hagas en la vida, tiene que tener una razón. Es exactamente lo mismo en cuánto a negocios. Tienes que tener una razón por la que estás haciendo las cosas, una motivación, un deseo por comenzar tus ideas.

Si lo haces por pasión, que bien. Si lo haces por cambiar el mundo, mucho mejor. Pero si lo haces sólo por ganar dinero o por ser mejor que los demás, te aseguro que quedarás un poco vacío, que sentirás, tarde o temprano, que hay algo faltante en las cosas que haces. Pero lo que sea que hagas y pienses, recuerda que al único que vas a engañar, es a ti mismo.

Empieza por cuestionar la razón del por qué estás haciendo lo que haces y luego toma tu tiempo para crear un mensaje memorable, que será el tatuaje permanente de tu negocio.

4. ¿Cómo lo vas a estructurar?

Ahora necesitas empezar a darle forma a tu negocio. Necesitas tener algo tangible, que los futuros clientes entiendan que ya estás afuera, dando tu granito de arena. Si va ser por internet, entonces debes descubrir qué cosas vas a requerir: como una página web, un blog, una tienda, artículos, vídeos, boletín de correos, etc. Si es físico, entonces descubre si vas a necesitar una tienda en una localidad, cómo vas a crear tus productos o cómo manejarás a tus clientes personalmente.

Vas a necesitar que forjar tu plan de ataque (algo que próximamente te estaré explicando) para saber cómo vas a llegar al corazón de tus clientes, cómo harás para que aparezcan en tu negocio, qué recursos vas a usar y qué vas a hacer para influenciar a tu gente.

Aquí es dónde la diversión sucede – es el tiempo de construir tu obra maestra.

5. ¿Cuándo va estar hecho?

Cuando tú o tu equipo son los únicos responsables para que las cosas sucedan, hay que poner fechas límites. Marca en tu calendario el día, avísale a tus seguidores o tu madre, si es el caso, que vas a comenzar tu proyecto en una fecha específica para que sepas que hay personas esperando o atentos de qué cumples lo que dices.

Teniendo ojos encima (espero que de buena fe) harán más difícil tus oscuras intenciones de desertar tu próximo gran proyecto.

“El mundo no va cambiar si nunca has hecho algo que lo esté cambiando ” – Pamela Slim

Mi nuevo proyecto sobre blogs

Hace un mes, se me ocurrió juntar pasiones de escribir, diseñar y ayudar en un proyecto más específico a lo que estoy haciendo ahora. Cómo diseñador web por varios años, era sólo cuestión de tiempo de crear un proyecto en el que ayudará a más personas a crear sus propios blogs, a educarlos la mejor manera de aportar valor y dar tips sobre diseño, escritura, conversión y técnicas de blogs.

Decidí llamarlo: blogendario, “donde se fusiona la letra con la vista y se aporta valor, un blog se vuelve legendario”. Quería darle un toque de formalidad, función y cosas locas que uno como diseñador suele pensar. Ahora, para ejemplificar el artículo, me gustaría enseñarte como usé las 5 preguntas cuándo se me ocurrió la idea y así puede tener una base sólida para comenzar el proyecto.

1. ¿Qué vas a crear?

Un sitio web, con blogs, que pretende crear una comunidad de blogueros. Mientras voy a estar ofreciendo información útil sobre blogs a través de artículos, también quiero ofrecer mis servicios de diseño web para blogs, consultas, ayudas y mantenimiento para blogs. Después de un tiempo, me gustaría poner un foro para hacer la base de comunicación para todos los lectores y reforzar el movimiento.

2. ¿Para quién es?

Para las personas que quieran tener un blog de calidad, que piensen en aportar valor a sus lectores y que quieran generar ingresos de forma honesta. Sean artistas, diseñadores, emprendedores, viajeros, corredores, mercadólogos, etc, es decir, todo aquel que quiera escribir su historia a través de un blog. La edad ideal varía entre los 20 a 35 años.

3. ¿Por qué tiene que hacerse?

Porque entiendo el poder de los blogs y quisiera que muchas otras personas puedan crear sus historias a través de sus propios blogs. Quiero impulsarlos a cambiar el mundo a través de proyectos que valgan la pena.

4. ¿Cómo lo vas a estructurar?

Un sitio web, un blog y si existe la demanda en un futuro, un foro. Captación de lectores a través del boletín de correo electrónico. Usaré las redes sociales, mis contactos y búsqueda en Google para posicionar mi proyecto.

5. ¿Cuándo va estar hecho?

Desde que me hice las preguntas, pensé en inaugurar el proyecto a finales de octubre, por lo que estoy en buena fecha. 🙂 Aunque aceptó que me faltó hacerlo público ante mi gente para tener una motivación en el trayecto, no me queda más que aprender de los errores y comenzar.

Es tu turno de comenzar algo

La única forma de saber si un mercado te va escuchar o de saber si tu idea va funcionar, es cuando el proyecto está vivo. Es ahí cuándo tienes que escuchar a cada uno de tus lectores, clientes y visitantes para que te ayuden a dirigir el camino de tu nuevo negocio.

Desde que se me ocurrió la idea, empecé a formalizar el proyecto durante 4 semanas mientras respondía cada una de las preguntas. Traté de tomarme lo menos posible en tiempo y dinero. Ciertamente hay mucho que ir mejorando, pero no me esperé a que el proyecto fuera perfecto, sino lo estoy comenzando con lo básico en cuánto a información y diseño.

Estaré comentando a fondo los pasos que tuve que hacer comenzar mi negocio de diseño de blogs, cómo también te contaré cómo va progresando el proyecto, por lo que te recomiendo unirte a nuestro pequeño ejército si quieres saber primero.

Pero nunca me detuve, nunca puse una excusa y, hoy por hoy, estoy comenzando una nueva etapa para mi, como emprendedor y diseñador.

Qué pasará con el proyecto, sólo depende de mí, pero una cosa estoy seguro, como dijo Sandra Bullock en Gravedad: “Sólo tengo dos alternativas: o salgo viva en una pieza y tengo una gran historia que contar o me quemaré justo aquí. De cualquier forma, ¡será una gran aventura!”

Ahora, es tu turno: ¿cuál es tu próxima nueva aventura?

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos