Cuando las decisiones te bloquean

Últimamente he estado un modo bastante complicado ya que no tengo bien decidido en cómo quiero crear una conexión entre mis proyectos.

Ya que actualmente tengo tres cosas diferentes (este boletín que estás leyendo, mis servicios de diseño web y el curso para crear un trabajo nómada) a veces me siento perdido en lo que quiero ofrecerle a mi audiencia en general.

Y si te soy sincero, esta falta de decisión me ha llevado a atrasarme en todo.

Principalmente en finalizar el curso nómada, cosa que me da pena con mis alumnos actuales… pero estos últimos días que estoy establecido en Chiang Mai me he esforzado en tomar una decisión de vez por todas.

Así que en este artículo me gustaría explicarte lo que he aprendido, hasta ahora, sobre la importancia de eliminar estos bloqueos mentales.

A todos nos llegan estas barreras

En este irritante tiempo me he dado que cuando no te decides, no estás al cien por ciento comprometido con tus acciones.

Significa que no estás seguro si realmente vale la pena sobre lo que estás haciendo. En vez de seguir adelante, lo único que haces es mantenerte estancado.

Cuando estás perdido en estas decisiones, todo lo que haces carece de motivación. A leguas se puede ver que todo está hecho a medias porque no te has vuelto completamente responsable de tus acciones.

Te la pasas dandole la vuelta a una idea y después a la siguiente, sin tener un rumbo. Sin saber realmente qué es lo mejor.

Lo peor es que te mantienes bloqueado esperando que alguna señal milagrosa te diga por dónde seguir. Y como esto nunca va a suceder, no ves ningún progreso.

Frustrado de que te pase esto, llegar a tomarlo tan personal que lo conviertes en una excusa para no seguir con las actividades que tienes pendientes… hasta el punto de dejarlo todo.

¿Te has sentido así?

Créeme que estar bloqueado por decisiones es de los peores lugares que podemos estar.

Por ejemplo, cada que quiero comenzar a escribir un artículo o seguir con el proyecto nómada, mi mente se pone a divagar si estoy haciendo lo correcto que me pierdo y me distraigo tratando de aclarar mis dudas.

Es un momento bastante frustrante que he estado tratando de corregir.

Aunque si le encuentro algo bueno, es que mi insistencia en encontrar una solución es el significado de que estoy haciendo algo que me interesa mucho.

Tanto así que romper estas barreras se están convirtiendo en una habilidad nueva para mí. Una que todos deberíamos comenzar a practicar más.

Por eso es muy importante que empieces a decidir lo que quieres ya que de lo contrario no tendrás progresos importantes en tu vida.

Resolviendo el dilema

Aún no tengo la respuesta correcta, pero lo que te puedo decir es que debes tomar estas experiencias como un reto.

Para sobrepasar estos bloqueos mentales debes buscar la forma de ver más allá — siempre pensando que debe haber existe alguna forma diferente de sacar esto adelante.

Una de las mejores maneras de disolverlos a través de platicar con los demás sobre tus inquietudes. Busca tener el feedback de personas que si puedan comprender tus locas ideas.

Cada que conectas con otras personas de manera vulnerable y honesta, esos comentarios que recibes influyen bastante al punto de descubrir cosas que no habías ni pensado.

También puedes conseguir la ayuda de algún mentor (en mi caso cuento con el apoyo de Corbett Barr) que te pueda generar nuevas ideas o sugerencias sobre qué hacer en estos casos.

Otra solución es que tomes un descanso de lo que estás haciendo constantemente, que te detengas modestamente y puedas reflexionar con calma.

Haz otro tipo de actividades, tal como escuchar un podcast nuevo o comenzar una mañana con una caminata. Quizá te sirva viajar a un lugar nuevo, tomar una nueva aventura, enamorarte de alguien o simplemente haz algo que no habías hecho antes.

Lo importante de todo esto, es que te des cuenta que la visión de donde quieres estar a comparación de donde estás ahora, puede robar toda tu atención inútilmente.

Es que, en vez de estar bloqueado en encontrar la respuesta a todas tus preguntas, lo mejor es que comiences a hacer cambios de poco a poco.

Enfócate en lo que tienes ahora. Crea pequeños pero seguros pasos. Así, cada día, para que eventualmente veas un progreso que pueda llevar a algo más interesante.

Cuando estés bloqueado con tantas opciones, la realidad es que no existe la decisión perfecta.

Aunque tengas muchas posibilidades que sean buenas por delante, mi consejo (para ti y para mi también) es que tomes una decisión de vez por todas.

Lo peor que puedes hacer es perder todo tipo de posibilidad al no decidirte en ninguna opción.

Decide algo, pero ya, aunque estás dejando una opción fuera. Recuerda que no lo puedes tener todo al mismo tiempo. No queda otra que seguirle.

Ya que hayas aclarado tu mente, comprométete a llevar tu decisión contigo por mucho tiempo. Después podrás ver si realmente si estás haciendo lo correcto a través del progreso que te tengas.

Lo mejor de todo es que siempre hay forma de hacer cambios más adelante.

El camino no siempre será claro

La realidad es que si estás buscando encontrar lo que quieres hacer en tu vida, nunca tendrás un camino bastante claro.

Es como cuando manejas en la carretera de noche: aún cuando no puedes ver por completo lo que hay a un kilómetro de distancia, tú sigues manejando, confiando ciegamente que el camino que tomas te está llevando a tu destino.

Es así como vivimos cada día, principalmente si te avientas al emprendimiento.

Por eso nunca debes esperar a que la niebla desaparezca para hacer algo interesante — ya que eso nunca va a pasar.

Lo que puedo recomendarte, aunque todavía me cuesta a mi aceptarlo, es que cada que te topes con bloqueos mentales, es decidir algo de una vez para que puedas seguir adelante.

Ya que la única forma de realmente encontrar lo que quieres lo logras a través del trabajo duro. Siendo siempre constante. Creando tu camino en cada instante.

Quizá no te saldrá todo bien todo al principio, pero mientras sigas haciendo cosas geniales, que valgan la pena compartir con los demás, eventualmente llegarás a tu destino.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos