Lo que aprendí de 30 días sin redes sociales

El mes pasado decidí hacer un detox digital: cerré todas las redes sociales, removí las aplicaciones del teléfono, desactivé las notificaciones y evité cualquier actividad social en línea.