Tu versión del éxito

ivimos en una sociedad donde nos han arraigado la idea de quién tiene más dinero (muchas cosas/carros/casas) es el más exitoso.

Que si eres el mejor en la escuela, el jefe de una empresa o tienes status (una celebridad, un político o un famoso atleta) ya la hiciste.

Aunque esas cosas pueden sonar tentadoras no son la única vía.

Quizás quieres ser feliz haciendo algo que no atraiga masas o hacer algo genial en tu pequeño rinconcito. Eso es completamente normal.

Cada uno de nosotros buscamos la felicidad de maneras tan diferentes que es bastante absurdo pensar que sólo existe una vía para ser exitoso.

Mientras que para muchos el dinero es la prioridad número uno, para otros (incluyéndome a mi) tener una vida llena de experiencias es más satisfactorio.

Por eso creo que es muy importante que definas tu propia versión de este concepto antes de que salgas a comerte el mundo. Para hacer esto posible, debes ser honesto contigo mismo y hacerte algunas preguntas como:

  • ¿Es tener mucho dinero lo único que cuenta?
  • ¿Es tener lo suficiente para hacer lo que quieres sin estar todo el día trabajando?
  • ¿Son los premios y la fama lo que añoras?
  • ¿Es el impacto que haces con tus acciones más importante que el reconocimiento?

El éxito debe ser únicamente una referencia de que estás haciendo las cosas a tu manera.

Nunca debería ser considerado como el objetivo final de lo que haces, ya que de esta manera solo estás retrasando tu felicidad cuando en realidad deberías estar contento con lo que haces cada día.

Tampoco te sientas mal si decides hacerle cambios ya que cada experiencia de vida que tengas irá puliendo tu manera de ver las cosas.

Yo también fui culpable de ser el mejor en todo lo que hacía buscando que los demás lo notaran, pero ese inútil esfuerzo únicamente me trajo estrés.

Ahora veo el éxito en cada momento que me siento libre de hacer lo que quiera (cuando y donde quiera) mientras genero ingresos haciendo algo que ayude a los demás.

Ya no estoy buscando la aceptación de todo mundo, ya no estoy buscando tener la mayoría de likes en las redes sociales, ya no estoy buscando veinte mil maneras de tener más dinero.

Si, si, podrá sonar muy hippie, pero al tener una versión del éxito menos ambiciosa mi vida es mucho más feliz.

Así que olvídate del estándar que te han impuesto, crea tu propia definición y úsala como un parámetro en cada de una de tus acciones.

No sólo sentirás que estás yendo por el camino correcto, sino que estarás más preparado para seguir luchando por lo que tú realmente valoras.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos