Cómo ganar dinero de tus pasiones

Te voy a decir algo que quizás no sepas de mí: me encantan las pizzas.

Oh, si. Si supieras cuantas pizzas comí cuándo viví en Italia, hasta me daría pena enseñarte una foto mía de esos tiempos.

Me gustan tanto que puedo decir que es una de mis pasiones. Sólo que hay un problema: nadie me pagaría por comer pizzas todo el día… qué lástima, ¿no?

Es que podemos tener muchas pasiones (algunas muy personales) pero muchas de estas no pueden ser monetizadas fácilmente. Es ahí dónde viene la pregunta sobre sí es posible tener éxito económico siguiendo nuestras pasiones. De eso vamos a platicar hoy, ya que la buena noticia es que si se puede ganar auténtico dinero de algo que te apasiona, solamente hay que entender unas pequeñas bases, ¿te parece?

Tu ofrecimiento al mundo

La respuesta es fácil pero compleja al mismo tiempo. Si lo que quieres es ganarte la vida haciendo lo que te gusta, vas a necesitar encontrar una intersección entre estos dos puntos:

  1. Lo que te apasiona con…
  2. Lo que otros están dispuestos a pagar

Algunas veces nuestros sueños son completamente personales y nos nutren emocionalmente solamente a nosotros. No hay nada malo en que sea así. Pero si quieres recibir un ingreso de un sueño tuyo, vas a necesitar que las demás personas encuentran valor en tus pasiones también. Esa es la clave y es así como te das cuenta de la apasionante contribución que puedes dar al mundo con tus ideas.

De hecho esto también te ayuda a descubrir que si lo que haces no encuentra esa intersección, quizás debas pensar mejor si vale la pena seguir ese específico sueño aún sin generar ingresos, que sería un hobby más que nada.

Entonces, para estar seguro si puedes seguir tu pasión y ser autosuficiente en la vida, ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Asegúrate que realmente te importe. Date cuenta de qué tanto quieres seguir tu pasión ya que lo estarás haciendo por mucho tiempo. Los mejores caminos no tiene un final claro, así que estarás siguiendo el sueño por años y lo ideal sería que no te aburra lo que hagas.
  • Asegúrate que a los demás les importe. Haz un poco de análisis de mercado, revisa si existen personas que estén (o quieran) pagar por lo que vas a ofrecer.
  • Vuélvete pro con tus habilidades. Si te vuelves un profesional en algo y encuentras una forma de expresar eso a los demás, será mucho más fácil generar autoridad para que las personas compren lo que ofrezcas.
  • Piensa en generar valor. Pero aún más es importante es preguntarte: ¿cómo estoy ayudando a los demás? Demuestra qué lo que ofreces vale la pena comprar.
  • Ofrece tus servicios de a gratis. Si quieres saber si eres bueno en algo, tienes que empezar por hacer las cosas de forma gratuita. Te generará experiencia y si ves mucha respuesta de los demás, eso significa que estarás a un paso de monetizar tu pasión.

Es fácil encontrar una pasión que puedas llevar toda tu vida. Es más difícil encontrar una que satisfaga las necesidades de los demás.

Para vender apasionadamente

Así que, ¿cuál pasión sería la que te va generar un ingreso? Ese es tu trabajo. De hacerte la pregunta fundamental para encontrar tu pasión, la de descubrir qué es lo que estremece a tu corazón sobre el mundo (¿ves como mis escritos se están relacionando?) y si no tienes experiencia o habilidad suficiente en esa área que buscas, entonces debes comenzar a formarte para que puedas ofrecer algo valioso lo más pronto posible. Déjame darte algunos ejemplos para reforzar la teoría:

Caso número 1: comer pizzas

pizza_dinero

Volvamos a mi antojo diario por las pizzas. ¿Qué valor puedo dar a los demás con esto? En primera, no creo que sea el único que ame las pizzas, por lo que existe un mercado seguro. Ahora, el valor puede venir de varias formas. Una de la que se me ocurre ahorita es abrir un blog y hablar sobre las mejores pizzas dentro de una ciudad, mostrando los pros y contras de cada una, para que no vayas a lugares que no valen la pena. De poco a poco, voy generando autoridad, reconocimiento y podré conseguir patrocinios de varias compañías de pizzas. Sé que tomaría mucho tiempo pero ya que tengo la suficiente pasión, voy a trabajar y esperar que los frutos rindan.

Pero no todo es en línea – una opción más fácil sería empezar a crear mis propias pizzas y venderlas (de lo bueno que me salen, esto es una idea millonaria). Estaría creando y haciendo pizzas, ganaría dinero depende que tanto valor estoy aportando. Lanzaría una pequeña página web para aumentar mi alcance, le diría a mis amigos y así crecería aún más mi pasión por las pizzas. ¿No estaría genial?

Caso número 2: ser productivo

Quizás seas de esos maníacos que creen en el multitasking, que tiene un sistema perfecto al día y tiene las mejores apps para terminar todas las actividades establecidas. Perfecto, necesitamos más personas como tú. Este es un caso dónde el problema se ve bastante claro, solamente basta encontrar un tipo de solución.

Puede que te especialices en un tipo de productividad y seas el experto. O quieras hablar del apasionante tema de productividad en general mediante un blog. Lo que puedes hacer para generar ingresos es simplemente crear cursos específicos, darle coaching a quiénes necesiten una solución rápida, vendes soluciones automizadas o hasta te investas una app de productividad.

Caso número 3: Mi blog

Si te estás preguntando cómo es que pienso generar ingresos de este movimiento, aquí te voy a dar unos ejemplos. En primera, estoy ofreciendo mucho valor con los artículos que escribo cada semana y que son completamente gratis. ¿Qué tiene bueno de esto? Pues que te estoy enseñando lo bien que me estoy preparando, mis conocimientos/habilidades sobre el tema de emprender en línea (entre otras cosas). Con el tiempo estoy empezando a ganar reconocimiento, lo cuál me permitirá ofrecer artículos de mayor valor que próximamente se convertirán en cursos. De esta manera estaré vendiendo un producto que te ayudará a ti y a los lectores a lograr sus mayores anhelos, ¿no es esto increíble?

Claro que las maneras de monetizar un blog son variadas y es sólo la punta del iceberg. Puedo escribir libros físicos, empezar a dar conferencias, recomendar productos de otros amigos, hacer workshops presenciales o en línea, hacer mis propias conferencias, entre otras cosas más. Todavía me falta escribir sobre cómo ganar de blogs, pero quizás esto te dé una idea de cómo monetizar el tuyo.

Así que, cuándo encuentres la intersección entre lo que te gusta y el valor que vas a estar ofreciendo, estarás listo para poner tu cartel de “Abierto al Público”. Es cómo decirle al mundo que si hay un problema, aquí tienes una solución. Eso dependerá de qué también resuelvas las necesidades y cómo manejas tu modelo de negocios. Si estás trabajando en línea, quizás sea bueno empezar un blog o abrir una página. Si haces pizzas como yo, entonces abrir una tienda normal también sigue siendo válido.

Cambio dinero por tu pasión

Debemos quitarnos los prejuicios de vender y reconocer que necesitamos dinero para vivir. Es que, si lo pensamos bien, cuándo estamos dando dinero a alguien más, es porque la persona (la empresa o lo que sea) te está dando valor, sea físicamente o mentalmente, ¿no crees? Cambias dinero (o pagas) cuando compras un celular porque te ofrece el valor de estar comunicado. Cambias dinero por una consulta con la psicóloga, porque te ofrece el valor de mejorar tu vida.

Empezar a vender puede sonar espantoso por dentro o puede ser que las personas piensen que ya estás vendiendo tu proyecto, pero la realidad es que todos tenemos que ganar dinero para vivir en esta sociedad, y como el buen dicho dice, realmente “por el amor al arte no se puede comer”.

Una vez que ganes tu primer peso haciendo algo que te gusta, las cosas cambian drásticamente. Te das cuenta que no es tan temible como piensas y que las personas aún así siempre buscarán algo qué decirte. Lo mejor es que te sentirás contento de saber que estás dando una aportación al mundo y estás siendo bien recibido.

En el valor que generas a los demás, es donde podrás cambiar el mundo.

¿Mi consejo? Sal al mundo y haz lo que te apasiona. Si todavía no sabes qué es, prueba una variedad de cosas. Haz errores hoy y corrige mañana. Si estás leyendo libros sobre cómo generar ingresos de tu pasión, está muy bien – pero nada es mejor que salir a la realidad y empezar a vender.

Hasta que no tomes acción, no sabrás si te apasiona. Ni tampoco si podrás hacer una vida de ello.

Los caminos se hacen caminando. Las pizzas se hacen con pasión. Así que, ¡adelante con tus ideas!

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos