Ya tienes las habilidades para comenzar un negocio

Así como has visto que algunas personas tienen excelentes habilidades para resolver algún tipo de problema, tal vez no te has dado cuenta que tú también tienes habilidades que has aprendido a lo largo de tu vida, a través de tus acciones o trabajos pasados.

Es que si tienes la intención de comenzar algún negocio y no sabes cuál podría ser tu vocación, la primera forma de encontrarla sería buscando dentro de ti mismo.

Deja todo lo que estás haciendo ahorita mismo y quiero que pienses detenidamente en esto:

Hay algo en lo que eres excelente que los demás encuentran útil.

  • Tal vez eres bueno siendo creativo: diseñando, escribiendo, componiendo o resolviendo algo.
  • Tal vez eres bueno en matemáticas. Tal vez eres fuerte, rápido o inclusive terco. Tal vez eres un nerd en un tema específico.
  • Tal vez eres bueno haciendo nuevas amistades y buenas conexiones.
  • Tal vez tienes un bello jardín que tú mismo arreglas. Tal vez tienes un gusto por la moda.
  • Tal vez entiendes mi punto.

Empieza por reflexionar en las cosas que has hecho en tu vida hasta ahora y busca reconocer alguna habilidad en particular que te interesaría llevar a cabo por mucho tiempo.

Es más, piensa en qué situaciones tus amigos recurren a ti para que les ayudes a resolver algo. Puedes guiarte resolviendo algunas preguntas como:

  • ¿En qué cosas te sientes a gusto ayudando?
  • ¿Qué tipo de consejos te piden los demás?
  • ¿Qué te agradece la gente generalmente?

Estas respuestas pueden ayudarte a descubrir un poco más qué es lo que te apasiona, ya que son las cosas que tiendes a hacer naturalmente, y si ves que las personas están muy interesadas en saber más del tema o ves necesitan de tu ayuda, tal vez tienes un negocio delante de ti que no has reconocido aún.

La técnica de transformación de habilidades

Si aún así sientes que necesitas buscar más, te voy a enseñar la técnica de Chris Guillebeau, que dice que podemos tomar en cuenta algunas habilidades que ya tenemos, para transformarlas en otra cosa similar, pero que te sirva en un proyecto.

Para darte un ejemplo básico, piensa en los maestros, ellos son buenos en varias cosas aparte de enseñar: tienen habilidades en comunicación, organización, liderazgo y otras cosas parecidas. Estas mismas habilidades se pueden usar para crear un negocio muy diferente a la enseñanza. ¿Qué tal un proyecto que ayude a organizar eventos?

Es más, puedes entrar a Google y darte un tiempo para buscar información de las cosas que tú crees que eres bueno. Encontrarás historias de personas que están frustradas por no lograr lo que tú haces, mismas personas que podrían hacer cualquier cosa para lograrlo, tal vez quieran hacer un buen diseño o tal vez quieran comunicarse bien con otras personas, por dar algunos ejemplos.

Te contaré una historia que escuché hace poco, que puede reforzar el tema:

Una chica había estado trabajando para un corporativo de buena categoría, dónde ayudaba en la organización de equipos. Aún cuando tenía un buen seguro médico y otros beneficios como empleada, se sentía miserable. Por años se preguntaba que es lo que podía hacer, que habilidades tenía que pudiera serle útil a los demás o que podría hacer de negocio.

Pues, mientras trabajaba en la compañía, en una ocasión ayudo a otra amiga a planear una boda. Le encantó hacerlo. Después de esa boda, recibió otras 3 peticiones para ayudarles a planear su boda. Así como descubrió que tenía una habilidad que pudo haber convertido en negocio desde hace mucho.

Después de mucha planeación y superando los miedos, decidió intentarlo. Empezó con poco, trabajando medio tiempo, simplemente dando tarjetas de presentación a todo interesado. Hoy en día, orgullosamente puede decir que ha creado un negocio lleno de pasión, y lo más importante, es que está haciendo más dinero de lo que hacía en la compañía.

Piensa en esta historia y ahora piensa en la tuya. ¿Tienes habilidades relacionadas a algo que te interese hacer? Ya tienes el poder, sólo es cuestión de buscarlo dentro de ti. Si, ya eres legendario.

Esto también significa que no debes estresarte por lo que estás haciendo hoy, ya que te puede servir para el mañana. Es como el buen Steve Jobs dijo: “conecta los puntos”. Si bailas tango hoy, tal vez te pueda servir para tu próximo emprendimiento en la música.

Por eso muy importante comenzar. Lo que sea. Pero haz algo.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos