3 hábitos para ampliar tu libertad desde hoy

Este un articulo invitado de Lucía de Superhábitos.

Muchas veces cuando hablamos de libertad, nos limitamos. Qué contradictorio ¿verdad? Seguramente cuando escuchas hablar de libertad o piensas en ello, surgen algunas de estas cosas:

  • Viajar por el mundo
  • Libertad Financiera
  • No tener horarios fijos
  • No sufrir estrés, estar más relajado
  • Ser feliz
  • Dejar de depender de un jefe, ser tu propio jefe.

Esto es lo que naturalmente deseamos cuando soñamos con más libertad.

Y está bien, porque todas esas cosas hablan de libertad, de poder elegir qué hacer con nuestro tiempo, de no tener limitaciones de dinero, de poder movernos de un lugar al otro, de disfrutar la vida.

Pero, ¿recién seremos libres cuando hayamos alcanzado alguno de esos objetivos? ¿Recién seré una persona libre cuando tenga libertad financiera?

¿Mientras esté construyendo mi negocio en paralelo a mi trabajo en relación de dependencia, soy un esclavo del sistema y no soy libre?

Buscamos la libertad como un objetivo final, cuando en realidad está en el estilo de vida que elijamos, y podemos comenzar a aumentar nuestra libertad desde ya.

Sí, puedes ser más libre desde mañana.

Puede que mañana mismo no puedas hacer el viaje por el mundo que tanto sueñas. Pero sí puedes empezar a ampliar tus márgenes de libertad poco a poco. Y esto incluso te ayudará a llegar a tu objetivo más grande, más rápido.

La libertad es algo que podemos experimentar desde ya, y hacerlo nos ayudará a llegar a ese objetivo de libertad más grande que deseamos.

Puede que mañana tengas que ir al trabajo a las 9am., como todos los días de Lunes a Viernes. Pero puedes ser cada día más libre, hasta el día en que puedas renunciar a tu trabajo y manejar tus horarios a tu antojo.

No esperes a que llegue la situación perfecta en la que alcanzas la libertad. Hazte cargo de incorporar los hábitos que te harán más libre desde ya.

¿Cómo se hace eso?

Pues para eso estoy aquí :).

El poder de los hábitos

En Superhábitos, como su nombre lo indica, creemos que la clave para construir la vida que deseamos en cualquier circunstancia, son los hábitos.

Los hábitos son acciones o actividades que hacemos casi en automático. Hacer cosas que tenemos incorporadas como hábitos no nos cuesta, no nos demanda energía física ni cerebral.

Por ejemplo, lavarnos los dientes, poner la mesa para almorzar, recorrer el camino entre nuestra casa y el trabajo. Son todas actividades que hacemos seguido, y que tenemos incorporadas, entonces podemos estar pensando en cualquier otra cosa y de todas formas sabremos cómo llegar al trabajo, o cómo lavarnos los dientes.

El secreto entonces es identificar las actividades que nos hacen más libres y transformarlas en hábitos, volverlas parte natural de nuestro día a día.

Si deseas manejar tu propio negocio, tus horarios, poder viajar mientras trabajas, tener libertad financiera o estar menos estresado, te contaré cuáles son los hábitos que debes ejercitar para ser más libre desde ahora y que te ayudarán a llegar a ese objetivo más rápido y disfrutando más del camino.

(Al final de este Post te dejaré tres guías gratuitas para que puedas poner en práctica estos 3 hábitos).

3 hábitos para más libre

1. Llevar las ideas a la acción

“Cuando tenga libertad financiera, podré estar más tiempo en casa y pasar más tiempo con mi familia”.
“Cuando mi negocio por Internet funcione, podré viajar por el mundo”.
“Cuando pueda dejar mi trabajo, estaré menos estresado y podré manejar mis horarios”.

Podemos decirnos esto hasta el fin de los tiempos y nunca comenzar, o vivir muy mal hasta llegar a esa situación perfecta.

¿Cuántas cosas estás postergando en este momento por miedo, porque “no es el momento”?

Dejar de postergar te hará más libre, no dependerás más de las circunstancias externas, y serás una persona que pasa a la acción.

Este hábito consiste simplemente en que cuando tengas una idea, leas un libro, un artículo o escuches un Podcast, lo lleves a la práctica antes de pasar a otro texto o audio.

Recuerda que una simple idea aplicada vale mucho más que 50 ideas fantásticas archivadas.

El hábito de hacer te hace más libre porque te enfocas en experimentar, en aprender, en probar y dejar de esperar a que algo suceda, a que las condiciones se den y te haces cargo de hacer lo necesario para tus objetivos.

Si estás en el caso de quien desea comenzar su propio negocio y lo posterga esperando a tener los conocimientos necesarios, esperando a que la crisis económica pase, esperando a tener “la idea” de negocio del siglo, pues eres un wantrepreneur o emprende-soñador como lo llamamos en Superhábitos.

Aquí tienes herramientas para dejar de ser un wantrepreneur, dejar de postergar y pasar a la acción.

2. Hacer menos para lograr más

Estamos tan atados a los horarios, las actividades, el deseo de ser productivos, de lograr más y más, y para eso terminamos haciendo más y más.

Lo que no vemos es que en realidad para ser más productivos, para ser más creativos y lograr mejores cosas en nuestro trabajo, en nuestro hogar, en nuestros negocios, debemos hacer menos. Hacer menos nos permite hacer lo esencial, enfocados.

Es muy difícil romper con esa necesidad de hacer más, sobre todo porque estamos acostumbrados a que estar ocupados es sinónimo de estar avanzando, cuando en realidad no es así en absoluto.

¿Nunca te pasó estar muchas horas intentando resolver algún tema, terminar un informe, hacer un diseño, escribir un artículo, y frustrarte, pero luego al día siguiente estando más descansado, de repente lo resolviste en media hora?

A mí me ha pasado infinitas veces. Y sucede por una simple cuestión: hacer todo y estar ocupados todo el día no garantiza que logarás hacer lo mejor.

En cambio, identificar las actividades que te traen resultados, enfocarte en ellas y eliminar todas las que te consumen energías y no te traen verdaderos resultados, es lo que hace la diferencia entre quienes son realmente productivos y quienes se mantienen ocupados todo el día sin lograr lo que quieren.

Para esto la Regla 20/80, o el Principio de Pareto, es la herramienta adecuada.

Aquí tienes 5 pasos y herramientas puntuales para aplicar esta regla a tu vida y a tu negocio de forma simple. (Dentro de ese post puedes encontrar dos guías gratuitas para aplicar 20/80)

Además de ser una regla casi infalible, es una perspectiva que si la incorporas puedes mejorar muchas otras áreas de tu vida.

Aplicar 20/80 también implica decir que no a lo que no es importante, a lo que está en el 80% de actividades que no te traen los resultados que buscas. Implica organizarte en base a lo importante, y no atendiendo a lo urgente, pretendiendo hacer todo lo que hay en tu lista de tareas.

Aplicar 20/80 a tus finanzas personales y a las finanzas en tu proyecto también te hará más libre y te traerá resultados más rápido.

Esto es ver qué gastos estás haciendo, identificar cuáles son los esenciales y eliminar el resto, te permitirá ahorrar dinero, quizá para viajar más, quizá reinvertirlo en delegar tareas o en publicidad para tu negocio y así generar más ingresos más rápido, etc.

Aplicar 20/80 a nuestras finanzas personales nos permitió en 2013 renunciar a nuestros trabajos y dedicarnos 100% a Superhábitos teniendo ahorros importantes para no necesitar salir a buscar otro trabajo para subsistir hasta que nuestro negocio generara ingresos.

En este artículo puedes ver el ejemplo de Carla de cómo repercute el aplicar 20/80 a las finanzas personales.

3. Tener menos para vivir más

Puede que hayas escuchado sobre el concepto de minimalismo y que lo primero que imagines sea un espacio vacío, blanco, con una mesa y una silla.

El minimalismo consiste un poco en eso. No en no tener nada, sino en sólo tener lo esencial, y resulta que lo esencial en general son muy pocas cosas.

Sin intenciones de que te conviertas en un minimalista 100%, sé que tener el hábito de tener sólo lo esencial te hará más libre.

Cuando reduces tus pertenencias, tu ropa, la cantidad de cosas que crees que necesitas para vivir, no sólo eres más libre porque tienes más espacio en tu casa o en tu armario. Tienes más energía, dinero y tiempo para enfocarlo en lo que es más importante.

¿Cuánto tiempo pasamos pensando qué ponernos con un armario lleno de ropa? (_Y esto no le sucede sólo a las mujeres se los puedo asegurar)

¿Cuánto tiempo dedicamos a limpiar y ordenar todo lo que tenemos?

¿Cuántas cosas empacamos cuando vamos de viaje y cuántas usamos realmente?

¿Cuántas cosas tenemos guardadas en cajones, cajas, armarios, “por si acaso algún día las necesitamos”?

Esto, en el día a día, te consume tiempo, energía mental y física y muchas veces hasta dinero.

¿Alguna vez pensaste que si tuvieses menos cosas, podrías vivir en un espacio más pequeño cuyo alquiler costaría menos y podrías ahorrar ese dinero sólo reduciendo un poco espacios que en realidad no necesitas? ¿O que si pasaras menos tiempo comprando cosas, tendrías muchas horas al mes para hacer cosas más importantes?

En nuestra experiencia, reducir implica romper con la necesidad de tener cosas, darse cuenta de que la mayoría de lo que tenemos en realidad no lo necesitamos o incluso no lo usamos.

Y para ganar libertad desde ahora, el hábito de tener sólo lo esencial genera un impacto enorme en el día a día.

Nosotros experimentamos esto en muchos sentidos, simplificamos poco a poco distintas áreas de nuestra vida:

  • Ropa: hicimos el Proyecto 333, que consiste en reducir la ropa a 33 prendas cada 3 meses. Luego profundizamos esto en el Reto de las 100 cosas y nos quedamos con menos de 50 prendas ¡para todo el año!
  • Papeles: digitalizamos todo lo que teníamos, eliminamos todos los papeles viejos acumulados, los libros de la Universidad, etc. Y también regalamos y vendimos la mayoría de nuestros libros y comenzamos a usar Kindle.
  • Cosas en general: redujimos los adornos que teníamos, muebles, repisas con cosas, etc.
  • El último experimento que hicimos fue el del Reto e las 100 cosas: en él nos propusimos vivir un año con 100 cosas o menos. Fue un proceso largo, que contamos en profundidad en este post y logramos tener nuestras listas definitivas de 100 cosas.

Reducir es incómodo y poco común.

Estamos más acostumbrados a tener, acumular, comprar, y a ver eso a nuestro alrededor.

Pero es una forma de concentrar las energías en lo más importante: tu proyecto, tu negocio, tus objetivos más grandes; y sólo lograrás algo diferente al promedio de las personas si haces las cosas de manera distinta.

No sólo es incómodo por las costumbres que tenemos desde siempre. Puede que te sientas expuesto ante otros, puede que el hecho de tener menos y que otros tengan más te haga sentir mal, pero te aseguro que si experimentas reducir durante un tiempo, te sentirás tan libre que no te importará más nada.

Cuando ves que con pocas cosas puedes manejarte en distintas situaciones, y que lo importante no es lo que tienes puesto sino el valor que tienes para aportar, te liberas de la necesidad de tener muchas cosas.

Volviendo a lo que decía al comienzo, si en tus planes de ser más libre está viajar, reducir tus pertenencias también te ayudará a llegar más rápido a ese objetivo.

Desde que comenzamos a reducir, viajamos sólo con una mochila de 28 litros, esa de la foto que ves abajo, y nada más. Ahí tenemos todo lo que necesitamos para viajar una semana o seis meses, en verano o invierno.

¿No crees que puedes ser más libre desde ahora si vas ejercitando estos hábitos y aprendes a enfocarte sólo en lo esencial?

Comienza a ganar tu libertad desde hoy

Estos son 3 hábitos que te ayudarán a comenzar a ampliar tu libertad desde ya, en distintas áreas de tu vida.

1. Llevar las ideas a la acción.
2. Hacer menos para lograr más.
3. Tener menos para vivir más.

No esperes más a que llegue la situación perfecta en la que serás libre para disfrutar.

Recuerda que la libertad es mucho más que sólo viajar o no tener un jefe.

La libertad no es un fin, es algo que puedes ir ampliando día a día con ciertos hábitos, y mientras más libre seas desde hoy, más rápido lograrás tus objetivos más grandes.

Cuéntame ¿cómo comenzarás a ampliar tu libertad desde hoy? 🙂

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos