Encontrando ideas de negocio para un nuevo proyecto

Si aún no tienes claro que puedes ofrecer en tu nueva aventura como independiente, déjame enseñarte algunas sugerencias para que puedas encontrar ideas eficazmente.

Estamos claros de que la mejor forma de crear un proyecto que sea redituable, es a través de ofrecer un conciso valor a los demás. Suena fácil, pero en la práctica, ¿sabemos realmente cómo encontrar ese valor?

La verdad es que oportunidades vas a encontrar en casi cualquier cosa que forme parte de nuestra vida cotidiana, sólo es cuestión de manejar bien dos habilidades básicas: poner mucha atención y ser curioso.

Así que pon atención a todas las cosas que usas, que conoces o que aplicas en tu vida y al encontrar un problema que puedas resolver, aunque sea el más minimo, encontrarás una forma de ofrecer valor.

5 maneras de encontrar ideas de negocio

Para reforzar lo estoy diciendo, a continuación te voy a enseñar cinco maneras que puedas transformar lo que ves diariamente en un proyecto redituable.

1. Un tema popular

Quizá estás viendo que hay mucho ruido en las redes sociales o tus amigos están hablando bastante de algún tema que se te hace interesante. Si algo está teniendo mucho auge, significa que tiene un gran mercado detrás.

Por ejemplo, ¿has oído del desayuno intermitente o la dieta Paleo? Son dietas de alimentación que rápidamente están ganando popularidad, cada día veo más blogs hablando de la dieta Paleo y están creando productos específicos para este nicho.

Justamente mi amigo Ángel escribió un libro de evitar el desayuno (con mi participación en un video) en español gracias al interés y demanda de su audiencia.

2. Una ineficiencia en el mercado

Si alguna vez has notado algo que no está funcionando de la manera que debería o estás buscando algo que no existe, puede que no seas el único que quiere lo mismo. Ahí mismo se encuentra una posibilidad muy buena de una idea redituable.

Lo que necesitas es ingeniarte la forma de resolver dicho problema y conectar con las personas que estén interesadas en tu solución para hacer esa idea de negocio una realidad.

Mi amiga Andrea se dio cuenta que no había mucha información de calidad (y en español) sobre crear y hacer crecer un negocio en Internet, que está resolviendo la necesidad con un curso de membresía bastante completo.

3. Uso de nuevas tecnologías

De vez en cuando están surgiendo nuevas aplicaciones o productos que vienen a revolucionar el mercado y la forma en que usamos las cosas (como lo que se viene con el Apple Watch).

Ese momento es bueno para aprovechar la novedad y usarla a tu favor para crear una nueva audiencia o para ofrecer una solución que puedas resolver gracias a esta nueva tecnología.

El caso más reciente es el uso de los podcast que está revolucionando completamente la forma que estamos oyendo la radio, las noticias o temas relevantes.

Mi amigo Gustavo se aventó a crear su propio podcast sobre Marketing Digital y éste mismo le genera más visitas que su propio blog, además de que ahora le permite reforzar su negocio a través de este canal.

Un dato curioso, es que lo nuevo también hace crecer lo que se queda detrás si sigue siendo de utilidad. Por ejemplo, las ventas de libros como Moleskine aumentaron aún con la existencia de tablets porque muchas personas están en contra de la vida completamente electrónica.

4. Un cambio significante

Si eres más atrevido, fijate en algo que ya esté hecho, que tenga buen mercado detrás y busca darle un giro de 360 grados para crear un negocio diferente a lo común.

Steve Kamb es una persona que conocí el año pasado y que siempre me ha encantado su proyecto. Tiene un blog donde habla de fitness, pero lo hace muy al estilo de un nerd (hablando de Star Wars y cosas así), porque el también se considera uno. ¿Quién podría pensar que unir los nerds con el fitness podría funcionar?

Pues él ha logrado crear un proyecto increíble con cosas que parecen diferente y ahora tiene miles de seguidores, cursos de membresía, eventos presenciales y muchas cosas geniales.

5. Un proyecto anexo

Y si ya tienes un proyecto arrancado y no sabes como darle más cuerda, recuerda que una buena idea te puede llevar a otra.

Cuando algo está teniendo el éxito que esperabas y una audiencia aceptable, fácilmente puedes crear productos alternos, versiones mejoradas o simplemente algo nuevo que soporte tu proyecto.

En este caso tienes que estar siempre pendiente de que lo que necesita y usa tu audiencia, para continuar ofreciendo más y más valor en cada nuevo producto.

Mi amigo Andrés creó una guía de viajes para Machu Picchu que fue bien recibido, por lo que decidió crear viajes en grupo al mismo destino y la respuesta ha sido bastante favorable.

Preguntas ridículamente sencillas para validar tu idea

Si aplicas los consejos que te di anteriormente o si encuentras una idea que por fin te llamé la atención, antes de salir a la calle y gritar de felicidad, sería bueno que pudieramos validar su potencial con estas preguntas:

1. ¿La idea puede crear un producto o servicio?
2. ¿Sabes de alguna(s) persona(s) que quisiera comprarla?
3. ¿Tienes una manera de ser pagado?
4. ¿Qué beneficio da a los demás?

Así de fáciles. De esta forma podrás entender si existe algo que puedas ofrecer, que sea de interés y beneficio para los demás, y lo más importante, que puedas ser renumerado por tus buenas acciones.

Así que, si tu idea puede crear un servicio y hay personas interesadas, tienes ante ti una idea redituable, ¡genial! A trabajar se ha dicho.

Cuando empiezas a pensar como un emprendedor, las ideas vienen de todo lo que haces diariamente.

De ahí sólo te queda divagar por el mundo entero, buscando ideas tras ideas, hasta encontrar soluciones a cosas que te gustaría que fueran mejores.

Pon atención a tu alrededor. Sé curioso. Descubre cosas nuevas. Y anota todas tus ideas. Absolutamente toodaas.

Por que a largo de tu vida te encontrarás con muchas situaciones que podrás mejorar, y esa pequeña intención, ese interés, es la chispa que te dará la fuerza necesaria para forjar algo extraordinario.

Recuerda que lo más importante es que llegues encontrar la convergencia entre lo que tú puedes ofrecer al mundo y lo que los demás quieren comprar.

Así que, no olvides: ¿Qué problema puedes resolver? ¿Qué solución estás ofreciendo?

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos