¡Detente! Primero, diseña tu vida…

Antes de continuar trabajando en ese lugar, antes de seguir estudiando esa carrera, antes de seguir construyendo eso, te has puesto a pensar… ¿qué es lo quieres de la vida?

Creo que muy pocos lo hacemos – por eso permanecemos siguiendo las pautas que la misma sociedad nos pone. Si no nos damos la libertad de pensar en qué requerimos para cumplir nuestros sueños, seguir la carrera convencional seguirá siendo el camino que tomaremos por no encontrar otra respuesta.

Como yo he ejercido y estudiado el diseño por muchos años, tengo una noción un poco más amplia del concepto de diseñar algo. Y cuando lo aplicamos a la vida, diseñarla simplemente significa encontrar una respuesta a las necesidades qué tienes en tu vida.

¿Pero cuáles son estas necesidades?

Depende de ti, pero creo que principalmente todos tenemos la necesidad de ser más felicidad, de seguir nuestros valores, apasionarnos en los que hacemos, saber que dejamos una huella y buscar tener más libertades de hacer lo que queramos. ¿No crees?

Entonces me atrevo a decir que todos somos diseñadores. Sin saberlo, con nuestras acciones diseñamos nuestra persona. Cada día, con nuestras relaciones, diseñamos nuestro futuro.

¿Entonces porque nos ponemos a diseñar nuestras vidas, de una vez por todas?

Comienza a crear tu estilo de vida desde hoy

Quiero enseñarte el concepto de Lifestyle Design que ha rodado en el mundo anglosajón por varios años, razón por la cual se han abierto miles de blogs y han surgido varios movimientos que desafían las viejas teorías del qué hacer con nuestras vidas.

Se trata de una manera de hacer lo que tú quieras. Ir adónde tú quieras. Despertar con una sonrisa en la cara en la mañana, aún cuando te levantes tardes.

Es liberarte del Hombre y no subir la típica escalera corporativa. Darle cuello a las miradas eternas a la ventana fuera de tu oficina, de dejar de contar los días para que comiencen las vacaciones y te vayas de viaje.

La idea principal es que no debemos esperar para disfrutar lo que hacemos, para encontrar un propósito y seguir nuestros valores.

De vivir una vida nada convencional. De hacer un impacto con nuestras acciones y disfrutar la vida.

Se trata de diseñar tu vida, en vez de dejar que la sociedad la diseñe por ti.

“Las respuestas a los problemas de la vida son simples y fáciles de acceder SI TE DAS EL TIEMPO PARA ELLO.” – Aaron Benitez

Aunque siempre hemos tenido la posibilidad de hacer lo que queramos y no es el hilo negro que estamos descubriendo, la diferencia es que hoy en día es mucho más fácil seguir tus metas, gracias al Internet y las nuevas formas que podemos comunicarnos.

Pero, ¿por qué atrasar la felicidad hasta cuando los demás la decidan por ti?

¿Porque no empezar a disfrutar la vida, ahora, en tus años de trabajo?

En el 2006, Tim Ferriss lanzó el libro “La semana laboral de 4 horas” que revolucionó el mundo recobrando el término de Lifestyle Design, con la idea de empezar a disfrutar lo qué haces desde hoy disfrutando la vida como un “Nuevo Rico”.

Tim nos explica que realmente no estamos buscando escalar y ser el más grande de una empresa, lo que estamos buscando, es encontrar satisfacción en lo que hacemos, sin necesidad de ser el más rico del barrio. En sus propias palabras, nos menciona:

La vida no tiene que ser tan difícil. Realmente no. Muchas personas, incluyéndome, han pasado mucho tiempo convenciéndose de que la vida tiene que ser difícil, que debemos resignarnos al tedioso trabajo de 9-5 para cambiar por relajantes fines de semana y las pocas veces que puedes salir de vacaciones.

Las personas no quieren ser millonarias – quieren experimentar lo que los millonarios pueden comprar. $1,000,000 en el banco no es la fantasía. La fantasía es el estilo de vida que la libertad te puede permitir. La pregunta es, entonces, ¿Cómo puedes obtener la vida de millonario con libertad sin tener que tener realmente $1,000,000?

Lo que Tim quiere decir, es que todos buscamos vivir lo que nos gusta, y no nos damos cuenta que no necesitamos los millones para lograrlo. Aún con las divergencias que podrás encontrar entre blogueros, para mí, el Lifestyle Design se trata de:

Examinar tu vida y definir tus metas. Pensar fuera de la caja para hacer tus metas realidad desde hoy, y no esperar al mañana. De dejar atrás las excusas y los límites mentales que la sociedad nos ha puesto, que nos convierte en drones corporativos.

De desafiar el estatus quo.

Pero lo más importante, es que tus planes se tienen que acoplar a tu vida. Mientras algunos sueñan con viajar todo el tiempo, algunos simplemente buscan estar más en casa y hacer más cosas en sus tiempos libres.

En esta búsqueda de hacer los que nos apasiona sin tener que irnos a derrochar dinero, surge otro término anglosajón muy conocido: Lifestyle Business.

Es que resulta que no ha habido mejor oportunidad en el mundo, que la que tenemos hoy día, por lo que debemos aprovechar las herramientas que el Internet nos permite, la juventud que todavía tenemos y el deseo de buscar lo que nos motiva en la vida.

¿Y qué es el Lifestyle Business?

Si en el diseño de tu vida estás buscando obtener más libertad de decisión y movimiento, es muy probable que el camino que más te convenga sea el del emprendimiento.

En resumidas cuentas, si emprendes por Lifestyle Business no necesitas muchas cosas. Un negocio unipersonal requiere de muy poco viento en las velas para tomar algo de velocidad.

  • No necesitas invertir demasiado
  • No necesitas ser un experto desde el comienzo
  • No necesitas empleados
  • No necesitas clientes que te produzcan canas

Lo que sí necesitarás es conectar con la comunidad en la que has decidido vivir y ofrecer un servicio o producto a partir de lo que te gusta (siempre y cuando a los demás les interese), que te permitirá generar auténticos ingresos para vivir la vida que siempre querías.

Básicamente, te conviertes en tu propio jefe y eres dueño de tus acciones.

Pero, aguas, no estoy hablando de que sea más fácil que un negocio tradicional. La verdad es que comenzar cualquier negocio es difícil, aquí y en China. Bueno, Sean Ogle dice que en China está más fácil.

Lo que quiero decir es que aún cuando las promesas del Lifestyle Business suenan bonito, sigues creando un negocio. Y no te voy a mentir: toma tiempo… mucho tiempo.

Es por eso que siempre hablamos de seguir lo que te apasiona. La gran diferencia entre un negocio normal y uno Lifestyle, es que aún con los debidos baches que te vayas encontrar, la pasión por lo que haces es lo que te mantiene contento desde el día que lo comienzas.

Y no esperas al final del camino para disfrutarlo, sino cada paso es una diversión continúa. Simplemente debes construir un negocio (trabajo) que soporte tu estilo de vida y no un estilo de vida que soporte tu negocio.

De esta forma es como han surgido los nuevos términos como blogueros, freelancers, nómadas digitales, minimalistas, aventureros y se han reforzado los profesiones como escritores, creativos, artistas, diseñadores, entre otros muchas más. De hecho también me atrevo a decir que casi cualquier profesión, si es manejada bien, se puede hacer con el Internet.

Y si decides trabajar como un Lifestyle, encontrarás libertades que la sociedad en general todavía no entiende, mientras ellos se encierran en sus cubiculos, haciendo de menos nuestra búsqueda de trabajar de forma independiente.

Lo mejor es que todos podemos hacerlo, sin importar la edad. Sin importar si estás trabajando tiempo completo o simplemente haciendo algo que te permite comer por mientras…

Si nos damos el tiempo necesario, todos podemos empezar un proyecto de lado que nos genere ingresos con la constancia. Más aún, nosotros como jóvenes debemos echarnos a perder desde ahora.

Por que vas a caer en tus primeros intentos, se van a reír, pero te vas a levantar, sabiendo más que cualquier otro y con la idea de que en tu octavo intento, habrás creado un Lifestyle business exitoso, el cuál muchos van a envidiar.

Es por eso que me alegro de haber comenzado este proyecto, porque sé que las posibilidades están ahí y que la mayoría de nosotros podemos crear un trabajo que nos alegre el día. Pronto estaremos hablando más de como lograr todas estas cosas.

Todo depende de ti

Si te soy sincero, la única diferencia que veo entre una persona exitosa a una normal, es que la primera tiene más clara la visión de la vida que quiere.

Así de sencillo. Así de poderoso.

La sociedad conforme nos dice que debemos ir a la escuela, después a la universidad, para salir a buscar un trabajar “en el mundo real”. Ahí, trabajaremos por horas, esperando que nos asciendan de puesto con más trabajo que hacer, por un poco más de dinero.

¿Es esto lo que realmente quieres?

Si tu respuesta es un honestamente SI: Muy bien, tienes decidido lo que quieres en tu vida y no creo que te haya agradado lo que escribí aquí.

Pero si has llegado al final del artículo, quizás estás buscando algo más que una simple carrera dónde todos hacen lo mismo.

Quizás quieres encontrar sentido a tus acciones, tener más aventuras, haces algo que deje huella y disfrutar cada día de tu vida.

Quizás quieras diseñar tu vida y tu trabajo.

Entonces me resta decir únicamente esto:

Sólo tienes una vida. Y el tiempo pasa rápido. Es más, la juventud pasa rápidamente. Mereces sacar lo máximo de esta, tu única vida.

¿Qué estas haciendo para diseñar tu vida y lograr lo que te propones?

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos