Pasado, presente y futuro del bloguero independiente

Escribe un blog para tener libertad financiera. Para resolver todos los problemas de tu vida. Para saber quién mató a Colosio. Para descubrir tus pasiones. Para viajar por el mundo.

Escribe un blog para tener un trabajo propio.

Sé que lo has oído, pero, ¿qué tan cierto es todo esto?

En mis diez años haciendo sitios web, he sido testigo de la constante evolución del internet y he visto el proceso que han llevado los blogs hasta convertirse en parte de nuestro estilo de vida actual.

A continuación me gustaría enseñarte la historia completa, desde el punto de vista de un blog personal, desde cuando empezamos a escribir en línea hasta al momento clave de ganarnos la vida con esta plataforma.

Asimismo espero que esta información te pueda ayudar a descubrir por ti mismo si tener un blog es algo que realmente quieres hacer y no tanto por seguir lo que todos están haciendo.

¿Cómo nacieron los blogs?

Aunque el internet tiene sus raíces en los años 60 de la década pasada, en 1993 Tim Bernes-Lee formalizó lo que hoy llamamos la “web (World Wide Web)” con la promesa de que miles de voces puedan ser oídas y cualquiera pueda comunicar/conectar así como también crecer con otras personas.

Los primeros adeptos usaron la web para compartir sus opiniones e historias personales a través de un “diario en línea”1. Estos escritos en internet se denominan “weblog” que literalmente significa “un registro en la web”.

A diferencia de un sitio web normal, los weblogs nacen con la intención de publicar artículos con frecuencia presentados en orden cronológico inverso, es decir, lo más reciente es lo primero que aparece en la pantalla.

Éstos se distinguieron por ser más interactivos ya que disponen de enlaces a otras páginas para ampliar información, citar fuentes o continuar con un tema que empezó a discutirse en otra parte.

La mayor característica es que por primera vez en la web, se permitió tener comunicación directa con el creador de los artículos, ya sea a través del uso de comentarios, por correo electrónico y por las redes sociales.

Desde entonces muchas personas con proyectos u opiniones interesantes empezaron a usar esta herramienta para expresar todo lo que pensaban y cada vez se hacía más común en estos sitios web.

Uno de los primeros escritores más conocidos, Peter Merholz, convirtió la palabra en verbo al decir “we blog (nosotros blogueamos)”  lo que hizo famosa la palabra “blog” que conocemos hoy en día.

(Para aclarar términos, un sitio web es cualquier página en línea por lo que el blog es una característíca más que puede incluir, o no, un sitio web)

Ya que al tener un blog realmente se está escribiendo (y ampliando) la web, la adaptación fue lenta por que se necesitaba conocimiento en programación web, principalmente HTML.

Bajo esta demanda en el año 1999 nacieron las primeras plataformas que permitieron escribir artículos con mayor facilidad, como LiveJournal y Blogger, éste último teniendo mayor visibilidad cuando Google lo compró.

La comunidad seguía creciendo de manera exponencial que para en el año 2001 los primeros blogs estadounidenses populares aparecieron, como AndrewSullivan.com de Andrew Sullivan o DailyKos.com de Jerome Armstrong.

En nuestra idioma español también aparecieron los primeros, siendo los más destacados el blog de Javier Cañada llamado Terremoto.net y Antonio Cambrero, con su conocido sitio BlogPocket.com.

Para el 2002, (justamente el año cuándo yo estaba aprendiendo a crear sitios web), el “blogging” ya se había convertido en tal fenómeno que comenzaron a aparecer tutoriales sobre las mejores técnicas para bloguear y la importancia de las comunidades en los blogs.

Hasta las mismas escuelas de periodismo comenzaron a investigar y establecer diferencias entre el periodismo y el blogging; el primero se distingue por ser formal o mediático y el segundo es más personal o de opinión.

En el año 2003 aparecieron los sistemas CMS (Content Management System), como el famoso WordPress, que ampliaron los blogs en sitios web completos gracias a su infinidad de herramientas; la introducción de los plugins, creación páginas personalizadas, mejores comentarios, videos, diseño de plantillas y mucho más.

Gracias a que este nuevo sistema permitió la colaboración de varios autores al mismo tiempo, el método de publicación que usan los blogs se empezó a usar en los sitios de noticias, en las revistas digitales y al mismo tiempo los primeros blogs de empresas empezaron a surgir.

Tanta fuerza tomó esta plataforma que para el 2005 ya teníamos más de 5 millones de blogs abiertos3, y en el 2006 se formalizó el « día internacional del blog » para la fecha del 31 de agosto.

¿Pero cuál es el chiste de bloguear?

Nadie esperaba que una inocente herramienta se convirtiera en un medio muy importante.

Cuando la información estaba absolutamente controlada por las “autoridades”, los blogs se convirtieron en la primera oportunidad de expresarse individualmente ante una audiencia mundial sin ninguna restricción.

La perspectiva personal del bloguero, ante la típica y restringida idea de las empresas tradicionales, es lo que lo hizo diferente desde el principio.

El bloguero está interesado en compartir su forma de ver las cosas, así que puede hablar sobre temas que comparten con muchas personas o que simplemente son de su interés.

Sobre su próximo proyecto a lanzar o sobre la opinión de un hecho real. Sobre sus experiencias de viajes o su conocimiento en un tema en específico.

Cuando un bloguero escribe y comparte sus opiniones diariamente, dentro de sí empieza a crear un conocimiento mayor de lo que piensa de la vida y mejora su perspectiva del tema que habla.

Al compartir sus pensamientos al mundo en su sitio web, se genera mayor confianza para expresar sus opiniones hacia un público específico o hacia cualquier persona.

Se vuelve impaciente en conocer lo que otros piensan sobre lo que está opinando y esto le ayuda a escuchar aún más su voz interior. Se vuelve más reflectivo y no tanto reflexivo.

El bloguero reconoce que sus reacciones – a sus escritos, a las personas y al medio – tienen un peso importante. Con el tiempo se da cuenta que sus ideas realmente están generando un impacto.

Pero un bloguero no sólo produce contenido, lo más importante es que está creando una audiencia que, al conectar con sus lectores, se convierten en su recurso más vital.

La audiencia que crea son personas que entienden lo que está expresando, por lo que es fácil crear una relación con ellos y naturalmente puede convertir a los lectores en clientes potenciales de los servicios o productos que ofrece.

Así que al bloguear realmente se trata acerca de quien le lee. Se escribe para aportar valor, pero toda acción que se lleve a cabo debe tener además, un propósito que se establezca previamente.

Si se ayuda a la audiencia y se logra que ellos hagan algo a cambio, la audiencia puede crecer y al mismo tiempo, el bloguero mejora su capacidad de seguir creando contenido.

Con un interés en común o una idea que sea diferente, a través de los blogs existe la posibilidad de crear nuevas comunidades o movimientos con personas que comparten mismos valores.

Esta libertad de expresión ha provocado el surgimiento de miles de blogs sobre todo tipo de temas: de opiniones, de experiencias personales, de temas políticos, de viajes, de un tema reciente.

Las empresas también empezaron a ver la importancia de los blogs por lo que se crearon los primeros blogs corporativos distinguiéndose por mostrar un lado más humano y ser más abierto en compartir la visión de las compañías.

¿Bloguear para crear un trabajo?

Para el 2007 Tim Ferriss publicó el libro 4 Hour Workweek (4 horas de trabajo a la semana) en el que hizo famoso el concepto del lifestyle business y entre varias cosas que enseña, menciona la posibilidad de vivir fuera del común a través de tener un blog o tener sitios web con los famosos “ingresos pasivos”.

Muchas personas se emocionaron ante la idea que dejaron sus trabajos, empezaron a viajar por el mundo y de pronto nacieron muchos blogs de viajes como también de desarrollo personal.

Sin embargo, con el tiempo se dieron cuenta que generar ingresos no se lograba con el simple hecho de tener un blog o una audiencia grande y que la promesa de trabajar únicamente 4 horas del libro de Tim no era tan fácil como parecía.

Como los costos de tener un sitio línea son altos y el tiempo de escribir un blog es demandante, no quedó de otra que buscar generar ingresos de estos proyectos para dejar de ser un simple hobby y por fin, convertirlo en un actividad que genere ingresos.

Desde entonces el tema de generar ingresos en línea ha sido un tema bastante controversial entre las comunidades de blogueros y sus propias audiencias.

En primera porque han aparecido varios sistemas que han manchado la reputación del bloguero, como los esquemas del multinivel (crear un blog de “marketing” para que alguien más cree otro blog), las falsas promesas de ganar dinero fácilmente o simplemente contestando encuestas (esas páginas se reconocen fácilmente porque todas tienen el mismo diseño).

En segunda porque sigue el estigma de que vender algo en línea no es seguro y muchas personas piensan que la credibilidad del bloguero se disminuye cuando vende algo a su audiencia.

(Aunque está desapareciendo rápidamente dentro del mercado anglosajón, en nuestro mercado hispano aún tenemos muy arraigado este mal concepto sobre las ventas en internet)

El primer intento de monetizar se hizo con la publicidad, usando principalmente Google Adsense. Esta técnica tuvo varios inconvenientes: Google paga un miseria por cada clic, los banners manchan la estética y distraen al lector de mantenerse en el blog.

Aunque quedan algunos que siguen usando esta vieja técnica, otros probaron con los artículos promocionados en donde se muestra algún producto con links relacionados dentro del artículo.

Aunque fue polémico al principio, la audiencia lo empezó a hacer ya que no es intrusivo y puede ser natural en la escritura.

También se probó pidiendo una donación a la audiencia que ha sido un éxito para algunas personas, como el caso de Shawn Blanc, que se mantiene del patrocinio de sus lectores.

Gracias a estos ejemplos, se descubrió que si es posible crear un negocio a partir de tener un blog, como el modelo mediático que mencioné en un artículo anterior, donde la audiencia es el producto que se vende al cliente (que son las compañías que patrocinan o tienen anuncios).

Sin embargo, debido a la enorme nube de información en internet hoy en día, se torna complicado lograr números grandes de visitantes por lo que termina siendo un modelo de negocio muy difícil de subsidiar.

Se entendió que la publicidad en internet es un tema más enfocado a revistas, noticieros o medios sociales populares ya que difícilmente un blog independiente logra números de visitas extravagantes para vivir únicamente de eso.

Además, muchos blogueros no se sienten éticamente bien al vender a su audiencia o manchar su sitio de publicidad, que se siguió buscando mejores formas de generar ingresos hasta llegar al corazón de todo negocio: los productos y servicios.

Cuando el bloguero crea autoridad en un tema específico a través de sus escritos, tiene la facilidad de mostrar productos a su propia audiencia con mucha naturalidad. Así que lo más lógico fue comenzar con la venta de libros.

Desde entonces los blogs han roto completamente el modo tradicional publicitario; cuando antes uno debía pasar por agencias publicitarias para poder vender un libro, ahora un bloguero puede vender algún libro de forma independiente.

Con la aparición de los libros electrónicos (o ebooks) se facilitó aún más la venta de estos productos siendo uno de los primeros medios que usaba el bloguero para vender algo de valor a su audiencia, ya sean guías, cursos, tutoriales o mucho más.

Un bloguero también puede ofrecer servicios que se liguen a lo que está escribiendo en sitio teniendo casi ilimitadas sus opciones. Puede ser desde una simple consultoría, servicios freelance, coaching 1 a 1, entre muchas cosas más.

Con la aparición de sistemas de pagos en línea, como el famoso Paypal y los nuevos como GumRoad, que priorizan la seguridad de compra/venta, cada vez se está volviendo una normalidad el vender productos u ofrecer servicios en línea.

Con toda esta experiencia de vender como bloguero, se comprendió que como objetivo de negocio un blog es simplemente un canal de marketing. Digamos que sería el equivalente de tener un stand en una conferencia o poner anuncios en Facebook para mostrar lo que ofreces.

Es por eso que muchas personas independientes del rubro freelance (como creativos, artistas, diseñadores, consultores, etc) se han aventado a escribir un blog dentro de su sitio, para usar sus artículos como una manera de poder seguir vendiendo lo que ofrecen.

Si lo definimos en términos técnicos, bloguear es sinónimo de “marketing de contenidos” que es la intersección donde la escritura sirve a la audiencia y al escritor de la misma manera.

Como una audiencia busca valor e información en los artículos y al mismo tiempo, el bloguero busca crecer su negocio y ser expuesto a nuevas audiencias, se convierte en una propuesta en la que los dos ganan.

El blog se vuelve el lugar donde se centra el negocio y todo escrito tiene una intención de tomar un siguiente paso, ya sea comprar algo, subir en las búsquedas orgánicas, registrarse a un webinar, compartir algo social, etc.

El bloguero usa como medio más importante, la lista de correos electrónicos (llamada como boletín o newsletter) que se colecta dentro del blog porque de esta manera puede encontrar a las personas más interesadas en los distintos tipos de servicios o productos que puede ofrecer.

El simple hecho de escribir por gusto tiene sus propios beneficios y si estás escribiendo un blog, al estilo de un diario personal o de compartir tus opiniones, no tiene nada de malo.

Sin embargo de esta manera solo tienes un hobby y la verdad es que no todos tienen la posibilidad de hacerlo por amor al arte, y no está mal buscar una retribución por algo que te apasiona.

Es por eso que te puedo decir firmemente que si se puede vivir de un blog. Sólo que no vayas a creer a quién te diga que es pan comido, ya que al convertir tu blog en un negocio, como todo proyecto se necesita mucho tiempo, dedicación y paciencia.

Recuerda que ante ti tienes una caja de herramientas para generar recursos tan amplia que sólo es cuestión de adaptar tus servicios al tipo de blog que quieres crear.

Es importante saber que aparte de la publicidad, puedes generar ingresos a través de cosas en línea como ebooks, guías, booklets, asesoría en línea, creación de contenido, banners, marketing de afiliados y un sin fin de cosas más.

Pero también puedes hacer cosas fuera de línea como conferencias, talleres presenciales, consultorías individuales, eventos, etc.

Y si ya leíste hasta acá con el interés de crear un trabajo como bloguero, me gustaría establecer contigo algunos requisitos mínimos que debes tomar en cuenta para hacer de tu proyecto una realidad:

  • Un tema. Necesitas tener claro qué es lo que estás escribiendo. Entre más específico mejor, pero también puedes tener un tema global que conecte varios tópicos y así poder hablar de varias cosas a la vez
  • Una audiencia. Necesitas personas que lean lo que estás escribiendo, que compartan tus valores y que escuchen tus ideas. También es importante tener bien claro cuál es tu audiencia ideal para dirigirte a ellos
  • Una solución. Una vez aclarado el tema y tu audiencia, entonces necesitas tener una solución a lo que estás transmitiendo, de manera que se pueda convertir en un producto o servicio que ofrecer en tu blog

Entonces si nos ponemos muy nerds, la fórmula “secreta” para crear un trabajo propio de un blog sería:

Blog: ( tema + audiencia = solución )

Blogueros que saben lo que hacen

Dos años atrás decidí abrir este blog aunque realmente no tenía idea de lo que estaba haciendo, sólo quería encontrar personas que compartían mis valores y que estuvieran buscando una vida diferente a lo común, priorizando la libertad y la aventura.

Sólo la práctica y el tiempo me llevaron a descubrir el valor que quería aportar a los demás, por lo cuál ahora con esta claridad tengo planes de seguir creando más guías como eventos presenciales que iré contando a su tiempo.

Mi momento clave de reconocer la importancia de mi blog es darme cuenta que muchas personas me leen simplemente por el punto de vista que yo aporto. Si. Miles de personas están interesadas en MI punto de vista. Que se pueden convertir en un numero más grande si sigo escribiendo y aportando valor para crear mi audiencia.

Y aunque aún no gano dinero completamente del blog, (por ahora gano a través de mis servicios de diseño web), lo mejor es saber que si puedo vivir de este blog si creo suficientes productos que estén ayudando a otros. Increíble pero cierto.

Cada persona tiene una razón diferente que lo ha llevado a abrir un blog, algunos por compartir una opinión, otros por querer comenzar su negocio, pero ningún de los blogueros que conozco se ha arrepentido de hacerlo.

Para hacer este artículo más fundamentado, me puse en contacto con unos amigos que han blogueado por muchos años para descubrir cuál fue su motivo a escribir en línea y de paso nos puedan contar algunos tips sobre trabajar como bloguero.

El primer contacto es el español Ángel Alegre, creador de Vivir al Máximo y creador del curso Idea2Blog. Hoy en día es un hombre libre, todo lo que hace, desde que se levanta hasta que se acuesta, lo hace porque él lo ha decidido.

¿Por qué comenzaste a escribir un blog?

Decidí empezar Vivir al Máximo por varios motivos:

Tener un impacto positivo en la vida de otras personas. Sentía que en los últimos dos años había vivido y aprendido muchas cosas, y quería compartir eso con el mundo porque pensaba que a alguien le podría ser de ayuda.

Mejorar mi escritura. De pequeño me gustaba mucho escribir, pero hacía tiempo que no lo hacía y quería recuperar esa habilidad. Empezar un blog era una manera de obligarme a escribir todas las semanas.

Conocer a otras personas que compartiesen mi forma de ver la vida. Cuando decidí dejar mi trabajo en Microsoft para irme a viajar por el mundo me sentí bastante incomprendido por mi familia y amigos. Sabía que tenía que existir más gente que pensase como yo, y compartir mis experiencias en un blog era una buena forma de encontrarlos.

Ganar dinero. Quería crear un proyecto que, en un futuro, me permitiese ganarme la vida, y que me permitiese trabajar a mi manera y desde cualquier ciudad del mundo.

¿Cómo ves viable vivir (y ganar dinero) con un blog?

Lo veo muy viable. El mundo del blogging en España y en Sudamérica todavía está en pañales comparado con Estados Unidos, y todavía existen muchas oportunidades.

Eso sí, ganarse la vida con un blog no es ni fácil ni rápido. Para tener éxito es necesario ser constante y echarle MUCHAS horas.

¿Tu mayor recomendación a quién comienza un blog?

Céntrate en hacer crecer tu lista de correo desde el primer día 🙂

El segundo contacto es mi amiga mexicana y cliente, ya que le acabo de re-diseñar su blog, Sonia Sanchez-Escúer, creadora de Blog y Lana, que tiene como misión mostrarle a las personas cómo utilizar la mejor herramienta de generación de riqueza que tenemos: nuestros ingresos.

¿Por qué comenzaste a escribir un blog?

Empecé escribir blogylana porque siempre me había gustado escribir y estaba buscando una manera de hacerlo cuando, en 2004, descubrí los blogs y me volaron el cerebro. Me encantaron.

Tuve mi primer blog personal en blogger y creo que duro dos años hasta que me di cuenta de que nadie está interesado en la vida personal de una desconocida y que bloguear se trata de las personas que te leen no de las personas que los escriben.

Encontré varios blogs de finanzas personales en inglés y decidí que así iba a combinar mi gusto por escribir, mi gusto por los blogs y la facilidad que tengo para explicar términos y cosas complicadas de finanzas en un lenguaje cotidiano y simple.

Así que blogylana.com es la combinación de mi gusto por escribir, mi afinidad por las finanzas personales y ayudar a las personas. Ahora también estoy enamorándome del marketing digital.

¿Cómo ves viable vivir (y ganar dinero) con un blog?

Monetizar un blog en español no es cosa sencilla, el mercado latino todavía está en la tapa de quererlo todo gratis y le tiene temor a los pagos en línea.

Dicho esto, si creo que es viable ganar dinero de un blog.
Solo necesitas diferentes estrategias. Y por supuesto probar, probar y probar de nuevo.
El blog es el lugar donde se centra tu negocio y de ahí se desprenderán los distintos tipos de servicios o productos que puedas vender porque si quieres tener un negocio, debes vender, si quieres tener un blog debes escribir, si quieres tener los dos, hay que hacer las dos cosas.

El secreto es no pensar que una sola cosa es la que te va a dar la mayor fuente de ingresos. Los blogueros pueden llegar a ganar muy bien y estos son los 4 ingredientes para lograrlo desde mi punto de vista:
Vender infoproductos (libros, cursos, guías)
Tener varias fuentes de ingreso (infoproductos, asesoría personal, conferencias, libros impresos)
Constancia en la creación de contenido
Nunca dejar de promoverse

¿Tu mayor recomendación a quién comienza un blog?

La mejor recomendación que puedo hacer para que para quienes empiezan en esto de blogguear o incluso los que ya tienen tiempo haciéndolo es que definan un propósito.

El propósito no nada más debe ser ganar dinero: el clásico “yo quiero ganar dinero de un blog”.
No, un propósito concreto con una dirección. Por ejemplo en el caso de blogylana el propósito es llegar a más de 1 millón de lectores y pod-escuchas mientras las actividades para lograrlo sean cada vez más auto-sustentables.

Así, cada actividad relacionada con tu blog debe tener un propósito bien definido. ¿Cuál debe ser el propósito de hacer un post en Twitter en Facebook por ejemplo? Que la gente que lo lee haga algo: le dé clic a un link, aprenda algo nuevo, que te compre un producto o se suscriba a tu lista de correo. Cada cosa que hagas relacionada con tu blog debe de cumplir una meta, desde la mas sencilla que es recibir un like, hasta tener 3,000 views de tu video en un día o publicar tu libro en una editorial tradicional.
Tú decides.

Blogguear es acerca de quien te lee. Lo haces para aportar valor, pero toda acción que lleves a cabo debe tener además, un propósito que tu estableciste previamente. Ayudas a tu audiencia y logras que ellos hagan algo a cambio. Algo que mejore tu capacidad de seguir creando contenido.

El tercer contacto es un amigo Victor Martín, creador de VictorMartinP.com, que tiene uno de los blogs (a quién también le diseñe su sitio) sobre Social Media más influyentes de España.

¿Por qué comenzaste a escribir un blog?

Lo cierto es que empecé a escribir en mi blog sin ningún objetivo en particular. Publicaba lo que a mi entender era información interesante sobre experimentos de marketing online que ponía en práctica con mi propia empresa, además de contenidos que veía en otras webs y algunas reflexiones que a nadie le interesaban. ¡Obvio! Nadie leía mi blog por aquel entonces.

Un día empecé a escribir sobre redes sociales y fue mi momento Eureka: vi que aquellos contenidos atraían tráfico a mi blog porque no habían demasiados artículos en español sobre esa temática. Y así fue como comencé con mi blog y a ver el potencial que tenía.

¿Cómo ves viable vivir (y ganar dinero) con un blog?

Es completamente viable siempre y cuando tengas el tráfico y los suscriptores necesarios, cosa que no se logra en dos días. Actualmente no vivo de mi blog porque vivo de mis otros proyectos, pero podría vivir perfectamente de él. De hecho, los últimos cursos que he lanzado casi superan los beneficios de proyectos que llevan meses funcionando.

¿Tu mayor recomendación a quién comienza un blog?

En primer lugar le diría que si va en serio, se busque un mentor que le asesore y le pueda guiar en este camino que no es nada fácil. Así se ahorrará mucho tiempo y errores. Por otro lado, le diría que tenga paciencia y que no tire la toalla. Los resultados tardan en llegar y son muy pocos los bloggers que logran mantenerse.

Bloguear ya es un estilo de vida

Hay personas que auguran su próxima desaparición por el surgimiento de las redes sociales que en parte integran la filosofía del blog con las publicaciones e interacción inmediata con los lectores.

La verdad es que veo difícil que eso pase muy pronto.

Por ejemplo, Twitter fue uno de la candidatos a sustituir los blogs con el “microblogging (textos e historias de 140 caracteres)” pero su limitado uso sólo ha hecho que se convierta en una herramienta que se usa a la par del blog.

El uso de videos sobre todo Youtube con el “v-logging” (y ahora Periscope con el “live streaming”) también ha provocado un cambio en el uso de los blogs, sin embargo a pocos les gusta aparecer en cámara y no todas las audiencias necesitan de videos.

Aunque estas nuevas herramientas siguen manteniendo la promesa de la web sobre permitir a las personas comunicar y conectar con los demás, el blog sigue siendo la herramienta mas libre de usar ya que no tiene ningún tipo de restricción.

Cuando una persona tiene su propio blog es dueño de su propia información, de sus opiniones y de lo que ofrece en sus servicios. No depende de una compañía ni de un medio.

Aún cuando grandes empresas o personas famosas escriban algo en internet, siempre hay oportunidad para el bloguero independiente de expresar lo que piensa, porque como humanos, siempre estamos conectados a oír historias y que mejor, si se trata de alguien que comparte los mismos gustos.

Gracias al internet y gracias al blogging, toda voz puede ser oída.

Y como es tan fácil abrir un nuevo blog, indudablemente el blogging es uno de los servicios más populares de internet y cada día nuevo más personas se están animando a escribir en línea.

El tener una voz en el internet y en el mundo, la capacidad de crear nuevos movimientos, la posibilidad de crear un trabajo apasionante, la conexión directa con los lectores y la disrupción a los medios tradicionales, hacen que bloguear sea uno de las herramientas más importantes de nuestra era.

Aquel que no conoce la historia, está condenado a repetirla”  – Napoleón Bonaparte

Así que ahí lo tienes, la historia completa del blogging a través de los años. Creo que es importante que sepamos lo que hemos hecho para hacer de esta plataforma una realidad, para que sepamos bien que nos puede deparar en el futuro.

Lo más emocionante es que bloguear va estar evolucionando por mucho tiempo, y aunque seguiremos encontrando nuevas formas de canalizar la audiencia a nuestros negocios, creo que el core del blogging permanecerá igual:

Una oportunidad de compartir nuestro punto de vista en un tema con personas realmente comprometida en oír nuestras ideas y una plataforma para expresarnos y conocernos más a través de la escritura.

Sólo me queda preguntarte: ¿estás preparado para ser un bloguero?

Recuerda que todo aquél que está escribiendo un blog, está creando un sitio web y está colaborando en la expansión continúa del internet. Así que en representación de todos los blogueros del mundo, ¡gracias por ser parte de la web!

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos