El punto ideal para crear un negocio digital

Si aún no sabes por dónde comenzar un negocio digital, a continuación te daré algunos consejos.

Lo genial es que en internet ya no es tan importante tener un papelito (alias: un diploma) o haber terminado una carrera para validar tu proyecto.

En realidad, lo más importante es que seas útil resolviendo problemas.

Cualquier persona paga dinero para que alguien la ayude a encontrar una solución a sus problemas. Por ejemplo: tú pagas por un café y alguien más te lo hace. Así es como se hacen los negocios.

Entonces, ahora te preguntarás: “¿qué puedo ofrecer en un negocio digital que disfrute y me permita viajar?”

Bueno, mi querido Padawan, para eso necesito que te hagas preguntas personales sobre lo que has hecho en tu vida:

  • ¿Qué te gusta hacer?

Estoy seguro de que existe alguna actividad que te entusiasma hacer. Si hablara contigo por 20 minutos, podría descubrirlo; quizá eres bueno haciendo tablas en Excel, difundiendo un mensaje, ayudando a crecer el negocio de alguien más.

  • ¿Cuáles habilidades sabes bien?

Cualquiera que sea tu edad, seguro has aprendido algo valioso. Ya sea que hayas estudiado una carrera, practicado un hobby o trabajado en una empresa, de estas actividades habrás aprendido ciertas habilidades que puedes transformar en una solución.

  • ¿Cuánto podrían pagar por tu servicio o producto?

Es importante que la gente esté dispuesta a pagar por la solución que puedes ofrecer. De nada sirve ser bueno y dar todo de a gratis, pues al final crearás un negocio que necesita generar ingresos para ser sustentable.

  • ¿Cómo podría estar en formato digital?

Para lograr completa independencia y ser capaz de viajar sin problemas es importante que tu actividad se pueda hacer por internet. Inclusive un negocio físico, con ciertas herramientas digitales automatizadas, puede manejarse en línea.

En mi caso tuve suerte de haber aprendido a crear páginas web desde los 14 años. Lo hice simplemente porque me gustaba crear diseños. Más tarde —unos 10 años después— supe que era una habilidad valiosa en los negocios digitales y que, por ende, mucha gente podría pagar por tener una página web.

Afortunadamente, como es algo que solo requiere una laptop y conexión a internet, encontré ese punto ideal para tener un negocio digital que disfruto y me permite viajar como loco.

Recuerda que todos somos expertos en algo que es posible ofrecer en internet.

Existen tantos ejemplos fuera del diseño web; desde hacer marketing en línea, escribir sobre drones, crear un movimiento, ofrecer servicios legales, hasta vender café en una tienda digital, entre muchos más.

Te aconsejo definir un mercado donde tengas la confianza de hacerte un espacio.

Identificar un nicho específico podrá ayudarte a encontrar clientes con los cuales disfrutes trabajar, así como a capturar audiencia que escuche atentamente lo que quieres ofrecer.

Por ejemplo, si lo tuyo es el copywriting y te gusta mucho el fútbol —lo menciono ya que está de moda este tema por el mundial—, al enfocarte en este mercado sabrás a qué conferencias o comunidades en línea visitar para ofrecer tus servicios.

Así que, además de respondiendo todas las preguntas anteriormente mencionadas, el punto ideal se encuentra también al resolver esto:

¿En qué eres bueno (dentro de un nicho específico), que a la vez te permite ofrecer un servicio o vender un producto?

Toma el tiempo necesario para descubrirlo. Estoy seguro de que podrás encontrar algo que disfrutes y te dé muchas libertades.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos