Tu propia forma de seguridad laboral

Todos estos años el sistema tradicional ha buscado desarrollar una sola cosa en nuestra sociedad: tener más empleados.

De esta forma nos enseñan habilidades muy especificas que sirven para una sola cosa y que difícilmente podamos aplicar por nuestra cuenta.

Nos han vendido la idea de que el trabajo tradicional es la forma de tener más seguridad en la vida. Y como cada quincena aparece un cheque nuevo, es muy fácil asumir que será así para toda la eternidad.

Sin embargo cuando trabajas en una empresa estás a completa merced de quién te contrata. Puede que un día en el negocio te digan que van a reducir tu pago o que ya no estás considerado en la planilla. De pronto, toda seguridad del trabajo desaparece en un instante.

Al estar acostumbrados a pura teoría y nada de aplicación, cuando sales al mundo otra vez tienes pocas habilidades que sean útiles para conseguir otro trabajo. O para empezar algo nuevo.

Por lo que toda seguridad de trabajo se pierde al igual de tu capacidad de conseguir algo nuevo.

Así que déjame preguntarte:

¿Qué tan seguro es el trabajo que tienes o lo que estás haciendo ahora?

Si no eres el dueño y no eres tan importante en la jerarquía de esa organización, lamentablemente eres una pieza reemplazable. Cuando analizas esto te darás cuenta que nada es seguro como parece.

Si hoy mismo fueras a volverte independiente, entonces te pregunto:

¿Cuáles son tus habilidades?

Cuando aprendes nuevas habilidades en tu trabajo, generalmente son muy especificas. De que te enseñan a llevar las cuentas del negocio o simplemente te educan a hacer una actividad específica.

En vez de tener habilidades específicas, lo más que puedas debes de estar desarrollando habilidades que sean amplias.

Habilidades como la escritura persuasiva (copywriting) o diseño en general, porque sin importar lo que hagas, te pueden servir en muchos campos.

Por ejemplo, si mañana dejas tu trabajo puedes convertirte en un buen copywriter para conseguir clientes por tu cuenta a diferencia de salir de tu trabajo sabiendo únicamente como tener los gastos de cotización de tu empresa y no saber dónde aplicar lo mismo.

De esta forma te generas tu propia forma de seguridad.

Aprender algo nuevo es fácil

Todo este tiempo en el sistema educativo tradicional nos han metido la idea de que aprender algo toma mucho tiempo.

Por eso tomamos 16 años para tener educación básica donde la mayoría de este tiempo aprendemos habilidades inútiles a lo que hacemos en el día a día.

Si en los dos últimos años de la preparatoria y en la universidad nos enfocáramos en aprender habilidades en nichos en los que realmente estemos apasionados… otra cosa sería, ¿no crees?

Generalmente los primeros años de la carrera te pones a estudiar cosas que casi no te aportan a lo que harás cuando te gradúas.

Por ejemplo en mi caso que estudie arquitectura, aprendí a construir una casa hasta casi el cuarto año, cuando debería ser lo más importante. Es decir que hasta el cuarto año daré si me gusta lo que hago… después de aprender muchas cosas poco útiles.

Regresando al tema, lo que quiero decirte es que si quieres hacer algo por tu cuenta, aprender una habilidad que pueda generarte un cambio en tu vida es mucho más rápido de los que crees.

Ya no tienes que pasar años aprendiendo algo nuevo, no tienes que esperar a que te den un diploma. O tener ese papelito que te respalde.

Lo debes tener tomar en cuenta es esto: no tienes que ser el más experto de todos. Lo que necesitas es simplemente ser un referente. Sólo necesitas saber más que las otras personas. Una vez que lo logres, será más fácil monetizar lo que te gusta.

Con que sepas bien lo que puedes ofrecer, que sea de valor para los demás (quiénes todavía no saben lo que tu enseñas) será fácil crear algo por tu cuenta.

A partir de ahí lo que necesitas es tener el conocimiento básico de las tecnologías digitales, como crear un sitio web, para poner tu negocio en línea.

Cuando quise ser independiente, me di cuenta que no toman tantos años aprender algo nuevo. Si estás motivado puedes saber algo nuevo en semanas o inclusive en pocos días. Basta con una simple búsqueda en Google para encontrar un montón de cursos.

Hoy en día es muy fácil generar ingresos cuando eres un referente en algún tema.

Aun cuando sabía diseño web desde hace 10 años, fue recién que me puse las pilas para retomar esta habilidad.

Me basto unas clases en línea y luego poner mi página web con mi servicios para conseguir clientes rápidamente y así poder solventarme económicamente por mi cuenta.

Si revisas los 10 negocios para nómadas digitales que propuse, la mayoría son habilidades amplias que debería aprender hoy mismo. Por que son habilidades que funcionaran como herramientas importantes cuando estés por crear algo nuevo.

Por eso te pregunto, amigo, si tuvieras que independizarte y pagar la renta, ¿cómo le harías?

¿Qué habilidades tienes que puedes convertir rápidamente en ingresos?

Muchos no se han dado cuenta de que tan rápido el mundo está cambiando.

Nuestro sistema social es un poco lento en adaptarse. Los tiempos cambian y la economía también. Nuestras actuales escuelas están un poco atrasadas y no pueden estar al tanto de todos los cambios.

La seguridad algo del pasado, una virtud de quien se emplea actualmente no tiene más.

Ser independiente te deja más que seguir las reglas. Por que no dejamos que la sociedad nos diga qué hacer, ahora nosotros ponemos las reglas.

En vez de depender en una compañía y una sola habilidad, puedes crear tu propia red de personas a quién contactar y una variedad de habilidades que ofrecer.

La forma de tener seguridad en tu propio trabajo es a través de varias formas de ingresos, en vez de esperar un simple cheque cada quincena.

Por eso nosotros los nómadas digitales nos adaptamos a los cambios que hay en el mundo y usamos las nuevas posibilidades a nuestro favor. Los riesgos y los retos son parte de ser libres.

Como seguramente en los próximos años encontraremos acceso a la red hasta en la playa más remota, la oficina actual será también cosa del pasado.

El futuro es brillante para todo aquel que siempre está aprendiendo algo nuevo y está evolucionando de acuerdo a las formas de trabajo que van surgiendo con el internet.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos