El tiempo tiene más valor que el dinero

Si le preguntas a cualquier persona porqué trabaja, la mayoría te dirá que lo hace para ganar dinero.

No es una mala respuesta.

Sin embargo, muchos no se dan cuenta que en realidad están trabajando para otorgar su propio valor a alguien más.

Este valor usualmente es su tiempo (además de su esfuerzo) por otro tipo de valor que se traduce en dinero (como también la sensación de seguridad).

No te voy a negar que el dinero tenga importancia, ya que necesitamos de éste para sobrevivir en la economía mundial que hemos creado, pero no es lo más importante en la vida.

Es que podrás tener mucho, generar más y más, pero el tiempo, a diferencia, es absolutamente finito.

Una vez que se nos acaba, no hay forma de sacar más. Por eso todo el dinero del mundo no sirve nada en el cementerio.

Esto me recuerda a la película “El Precio del Mañana” (In Time en inglés) donde sale Justin Timberlake como protagonista, ¿la viste alguna vez?

Consiste en que a partir de los veinticinco años, las personas dejan de envejecer y mueren de un ataque cardíaco a menos que generen tiempo que rellenan en sus “relojes de vida”, que llevan la cuenta regresiva como un reloj digital en sus antebrazos.

El tiempo de vida se convierte en “dinero” y es la forma con que la gente paga sus lujos y necesidades. Los ricos pueden vivir eternamente, mientras que el resto debe negociar o pedir préstamos para poder vivir el día a día.

Como siempre, los más aprovechados se quedan con todos los recursos (en este caso con el tiempo) y los más necesitados terminan falleciendo por falta de esta moneda.

Si fue buena o mala la película o si Justin la hizo bien actuando, son cosas que podemos platicar luego con un café, pero lo interesante es la perspectiva que ponen: los problemas de vida no eran de dinero, sino la falta de tiempo.

Esto me pone a pensar… si el tiempo fuera así de tangible como una moneda, ¿le daríamos la importancia que se merece? ¿lo usaríamos como realmente nos gustaría?

El tiempo es lo más valioso que podemos tener, y generalmente no lo apreciamos como deberíamos.

Si miras alrededor, mucha gente cambia su tiempo únicamente por dinero -algo que es valioso pero no tanto si lo comparas con el tiempo.

Esto sucede porque nos han enseñado desde muy chicos que cuando crecemos, debemos trabajar para ganar dinero y gastarlo de inmediato. De esta forma creemos que el trabajo es algo que debes soportar (que no debe generarte valor extra) por muchas horas al día para un simple medio; obtener dinero para pagar la renta y tus gastos mensuales.

También pasa que nuestra economía actual está basada en las reglas de la revolución industrial, donde el tiempo de trabajo de una persona no era tan importante. Lo que importaba es que todos fuéramos parte de un “sistema” donde todos tienen sus horas estrictas que cumplir.

Es importante tener en cuenta esto porque éste es el principal cambio de paradigma en las personas como yo, que deciden crear su propio trabajo -tal como quiero promover con los nómadas digitales.

La diferencia de crear un proyecto (o negocio) enfocado en libertad ante el método tradicional, es que tú mismo puedas definir el valor que genera tu trabajo.

Así que en vez de sólo enfocarte únicamente en los intereses monetarios, con esta nueva mentalidad creas algo que te genere mayor libertad.

En un caso ideal, tu trabajo debería estar generando dinero y mayor tiempo de la misma manera.

Lo importante es encontrar una manera de tener un estilo de vida en donde puedas tener tu propia seguridad laboral como también financiera, en donde puedas crear genuinas relaciones y te encuentres en una posición donde puedas siempre aprender nuevas cosas.

En mi caso me encanta mi trabajo de escritor y diseñador web ya que creo conexiones con personas genuinas que consumen mis servicios (sean clientes o los lectores de este blog) mientras tengo la libertad de trabajar a mi manera.

Además, cada vez que puedo, evito actividades que no aporten valor o inclusive, intento no caer en el exceso de trabajo.

Lo que me queda libre lo uso como quiera: para leer, dar una vuelta, salir con una chica, trabajar en nuevas cosas, hacer un proyecto social o inclusive, en hacer nada… porque son cosas que ya puedo hacer con mi libertad.

Es verdad que muchas de las personas más felices que conozco no se enfocan únicamente en el dinero, sino en la calidad de vida que están generando a través de sus esfuerzos de emprendimiento.

El tiempo que tienes en este mundo es finito, así que no lo desaproveches haciendo cosas que no te gusten. Así que nunca dejes de preguntarte: ¿qué puedes hacer con tu tiempo libre donde también puedas ganar dinero?

Por ahí estará la respuesta al tipo de trabajo basado en libertad que debes crear para ti mismo.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos