El trabajo como una extensión de ti mismo

Desde mucho tiempo atrás nos han enseñado que el trabajo y el tiempo libre son cosas muy diferentes. Nos han inculcado que debe existir un momento preciso para trabajar, otro para socializar y uno último para estar a solas.

De esta forma creemos que es justificable permanecer en un trabajo que no nos guste, para luego por fin disfrutar el tiempo fuera de estas actividades laborales.

Debemos parar de pensar así.

En vez de separar estos fundamentales componentes de nuestras vidas, sería mucho mejor encontrar una convergencia entre lo que hacemos laboralmente con quienes somos realmente.

En mayor medida con tu trabajo debes unificar todos los aspectos de tu vida en una sola entidad.

Debes ser tú mismo cuando trabajes, cuando vayas al parque o cuando estés a solas. Que puedas hablar de tu labor con emoción con otras personas y que puedas hacer otras actividades para fortalecer tu vida en general.

Tu trabajo debe ser simplemente una extensión más de tu persona.

Si alguien te va contratar, debería hacerlo por tu actitud natural ante los problemas y por lo que únicamente tú puedes aportar a esa empresa.

Si vas a emprender, debes crear un negocio donde puedas mostrar tu verdadera cara y que refleje tus cualidades al instante. Que puedas conectar con los clientes a través de los valores que tengan en común.

Que no te afecte para nada si eres un introvertido, si quieres tener una barba o muchos tatuajes, si quieres trabajar en pijamas encerrado en tu casa o si quieres estar en constante movimiento como nómada – cualidades que curiosamente cada vez se aprecian más.

Decidí crear un servicio de diseño web porque me necesitaba algo que desarrollara mi parte creativa. Algo que me permita estar en constante creación y que de alguna forma me permita expresar mi propio estilo de ver las cosas.

Mi escritura y mi creatividad son una parte integral de quién soy.

Por eso cuando escribo en este blog, que es una parte fundamental de mi negocio, hago conexiones con nuevas personas que eventualmente se convierten en amigos o compañeros de trabajo.

Cuando viajo puedo conocer a muchas personas que hacen mi vida social mucho más enriquecedora. De alguna manera mis constantes viajes que emprendo se relacionan directamente con mi trabajo.

Inclusive mis tiempos a solas son más interesantes, ya que toda experiencia que tengo en mi trabajo como las nuevas relaciones se vuelven parte de mi crecimiento personal.

Gracias a la presencia en línea que he forjado a través de los años tengo la posibilidad de ser yo mismo, sin que nadie me perjudique y no hay nada de mi que le deba ocultar a los demás. Puedo trabajar con clientes que entienden mi estilo de vida, mis locas ideas y mis constantes viajes.

Si de algo voy a trabajar en la vida, por lo menos necesito que queme mi alma de emoción. Necesito que me motive cada día. Necesito algo que tenga un objetivo que valga la pena alcanzar.

Cada componente debe añadir valor recíprocamente hacia las otras partes de tu vida. A tal grado de cada que mejores en uno, otro componente lo haga también.

Por eso debes disfrutar tu trabajo de la misma manera que disfrutas tu vida social o inclusive tu lado personal.

Si no lo haces así, lamentarás mucho el tiempo perdido de tu preciada vida haciendo cosas poco influyentes en tu crecimiento personal.

Así que piensa sinceramente si lo que estás haciendo ahora es el tipo de trabajo que te gustaría hacer cada día o si realmente muestra la verdadera faceta de tu persona.

Si no es así, entonces es tiempo de buscar una alternativa.

Para esto te recomiendo que seas una persona muy curiosa.  Prueba algo nuevo. Camina por donde nadie más haya ido. Aprende un tema nuevo que siempre te haya interesado. Toma un viaje hacia el otro lado de mundo. Trabaja por tu cuenta. Haz conexiones con personas geniales.

Sólo sigue intentando y con cada paso nuevo, eventualmente vas a llegar a encontrar el tipo de trabajo que transmita quién eres.

Pero nunca, nunca dejes de preguntarte: ¿qué puedes hacer en tu tiempo en este mundo que represente quién eres pero que también genere ingresos?

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos