No necesitas un blog para comenzar un negocio en línea

En la actualidad cualquiera que comienza un proyecto nuevo necesita tener presencia en línea.

Eso es seguro.

El problema común es que conocemos a muchas personas que ya han creado negocios con un blog o vemos en todos los sitios web enseñando sólo a abrir un blog, que nos hacen creer que es la única forma.

Por lo que copiamos el modelo y abrimos el blog sin una idea clara. Sin pies ni cabeza. Pasamos horas preocupados por hacerlo crecer. Naturalmente no vemos resultados.

Es algo que he visto mucho en la comunidad y me preocupa que las personas no se informen bien.

Aún cuando yo sea fiel promotor de escribir un blog por sus grandes beneficios que te contaré más adelante, la realidad es que hay algo más importante para comenzar un negocio en línea.

Hace poco hablé sobre las únicas tres cosas que necesitas para ganar dinero en internet:

  1. Algo que vender (un producto o servicio)
  2. Que te compren los demás (tu nicho o clientes)
  3. Mediante algún sistema de pago (un sitio web)

Déjame explicarte estos puntos para desarrollar mi postura:

Algo que vender

Si ves, no estoy hablando realmente de un blog. Lo que necesitas es un producto.

Por ejemplo, si eres un diseñador gráfico entonces tu producto será tu servicio de crear diseños a clientes.

Así como puede ser algo digital también puede ser físico.

Puede ser un servicio de freelance o una consultoría. Una aplicación móvil o un camisa de tu proyecto. Entre otras cosas más.

Si no tienes nada que vender, no tienes un negocio. Punto.

Que te compren los demás

Una vez definido tu producto necesitas una audiencia para vender.

Ésta puede venir de relaciones con amigos, contacto con algunas empresas, del boca a boca (que un cliente anterior te sugiera con un cliente potencial), de aparecer en Google o… de un blog.

Si, aquí es donde el blog tiene relevancia.

Con un blog tienes la ventaja de crear una audiencia que naturalmente estará interesada en todo lo que les vendas, porque estarás creando productos a partir de sus problemas.

Podrías abrir un blog y generar miles de visitas para ganar únicamente de publicidad (lo cuál en teoría sigue siendo un producto), pero la verdad es que sólo estarías vendiendo a tu audiencia. Y esto seria injusto, ¿no crees?

Un sitio

Con tu producto y una audiencia, no podrás vender si no tienes una página web.

Y te sorprenderás de lo sencillo que debe ser. Conozco a muchas personas freelance que les va bien con una pequeña página y sin tener un blog.

En realidad sólo vas a necesitar que tu sitio tenga lo siguiente:

  • Información de tu servicio. Donde puedas mostrar el producto o servicio que estás dando.
  • Un formulario de contacto. Donde las personas te puedan contactar.
  • Un Acerca. Para que puedas explicar quién eres y por qué lo estás haciendo, además de una foto para que te reconozcan.

Con que tengas estos tres puntos bien abarcados en tu sitio, sea en formato de una sola página o dividido en página y secciones, te aseguro que tienes lo que necesitas para iniciar tu negocio.

Ahora ya podrás enfocarte en lo más importante: en mejorar tus habilidades de tu servicio o producto.

Tu blog no es un negocio

Habiendo aclarado lo más importante en un negocio, la pregunta que veo mucho en la comunidad sigue quedando abierta…

¿Necesitas un blog para crear un negocio en línea?

La respuesta es que depende.

Si, porque un blog tiene muchos beneficios. Te puede ayudar a arrancar tu idea, a mejorar tu escritura que es fundamental hoy con el internet.

Escribí un artículo enorme sobre la historia del blogging, pero en versión corta los blogs nacieron como una forma de exponer ideas y de crear audiencia a partir de un interés en común.

Con el tiempo se le vio el potencial en los negocios y esta herramienta se convirtió en un marketing de contenidos.

Es decir, que todo escrito tiene una intención de tomar un siguiente paso, ya sea comprar algo, subir en las búsquedas orgánicas, registrarse a un webinar, compartir algo social, etc.

El blog también sirve como portafolio. Si quieres ser un escritor es obvio que puede ayudarte a tener más proyectos porque será tu carta de presentación.

Sirve también como indicador de autoridad si tienes una audiencia fiel a lo que hagas y escribas, de forma que más clientes pueden llegar a tocar tu puerta.

Tendrá muchas cualidades, pero la realidad es que un blog no es un negocio.

En cambio es un canal para crear una audiencia, para tener un movimiento, para mostrar un lado más humano, para aprender a escribir o para mostrar autoridad.

Si visualizas el blog únicamente como un negocio, entonces lo vas a llenar de publicidad, estarás vendiendo cosas todo el día y perderás la noción original de compartir valor a tu audiencia.

Además un blog exitoso requiere mucho esfuerzo. Crear una audiencia es bastante difícil y los resultados son tardíos.

Así que no todos necesitan tener un blog para ser exitosos en línea.

Si vas a enfocarte en tener un negocio desde el comienzo, tu interés más importante es crear un producto o servicio que les guste a los demás para tener constantes ventas.

Por ejemplo, un diseñador web no es tan necesario que tenga un blog, lo que importante es mostrar su expertise a través de los sitios que ha hecho.

Una vez que tengas bien hecho el producto, si tienes el interés de compartir información y generar más tráfico a tu proyecto, ahora si puedes hacer uso de un blog.

Pero si no te interesa escribir, está bien. Créeme que te puede ir muy bien sin tener un blog.

Me gustaría aclarar este tema porque he visto muchas personas apostando mucho al blog cuando en ocasiones no es lo más importante y luego se preguntan porque no les va bien.

El blog es un enorme potenciador para tu negocio pero NO es el santo grial. Lo que realmente necesitas es tener un excelente producto o servicio que ofrecer a los demás.

Si te enfocas primero en tener un gran producto, eventualmente podrás abrir un blog para tener una comunidad sobre lo que más te interesa y así crecer más tu negocio.

Como mi misión es enseñarte a crear un negocio que puedas llevar adonde quieras, nos vamos a enfocar a forjar tu habilidad en un producto que vendas en línea.

Sólo así podrás tener la increíble libertad de ubicación.

¿Te gustó el artículo? Si quieres aprender de mis experiencias (tanto buenas como malas), te caerán muy bien los artículos que estoy publicando cada semana:
Gracias, ya quedo registrado tu correo.
¡Oops! Intenta otra vez...
< Lee más artículos